Un Baxi Ferrol con dos caras suma un claro triunfo

Patricia Benet fue la autora de doce puntos en el choque de ayer | Dani Alexandre
|

Ganar siempre, incluso cuando no estás del todo fino. Así es como marcan diferencias los grandes equipos, eso es lo que los hace creer. Ayer, ante el Ausarta Barakaldo, sobre todo en la primera parte, el Baxi Ferrol no hizo un buen partido ante el que probablemente sea el conjunto más eficiente y combativo de los que ha tenido enfrente esta campaña. Sin embargo, fue capaz de reconducir la contienda e imponer la esencia de su jugo para, en una segunda parte brillante, aplicar el rodillo y sumar otra cómoda victoria.

Treinta puntos de diferencia que no hacen justicia a lo visto en los primeros veinte minutos, en los que defensivamente el cuadro que dirige Lino López no estuvo a la altura de lo que en él es habitual. Demérito propio pero también mérito, y mucho, de un Ausarta Barakaldo que supo jugar sus cartas, se empleó con intensidad en defensa y fue capaz de aprovechar las facilidades que le brindó su oponente. 

Las vascas se encontraron con dos inesperados factores a favor: el primero, la inoportuna lesión de Aijanen –recibió un fuerte golpe en la frente–, uno de sus elementos más resolutivos en este arranque de campaña y, además, por su estilo de juego, justo el tipo de jugadora ideal para abrir la maraña orquestada por el Ausarta Barakaldo para defender su aro. Alternando defensa en zona y mixtas, muy cerrado sobre las interiores del Baxi, el cuadro visitante maniató a su oponente que –ahí se encontró con el segundo aspecto favorable–, no estuvo muy acertado desde el perímetro o, al menos, no todo lo que en él es habitual. 

Por eso, aunque las de Lino López mandaron en el marcador prácticamente durante toda la primera parte, su falta de intensidad defensiva provocó que el choque nunca se llegase a romper. Antes del descanso, las ferrolanas llegaron a gozar de 12 puntos de renta (39-27) pero, irregular a la hora de encarar el aro rival, se quedó ahí anclado a algo más de dos minutos para el receso y, con un parcial de 0-9, el Ausarta Barakaldo volvió a engancharse al partido (39-35). 

Pero llegó el descanso y al Baxi Ferrol le cambió la cara. Parcialmente recuperada, Aijanen volvió al campo y dos triples suyos en los compases iniciales del tercer cuarto volvieron a abrir una pequeña brecha. Tras ella apareció Irene Gari, más apagada que de costumbre hasta ese momento, Boquete, Cabrera, Benet... Los tiros que hasta entonces no habían entrado comenzaron a hacerlo y en un visto y no visto, entre el final del tercer cuarto y el inicio del último, el Baxi Ferrol marcó un parcial de 16-0 –15 de esos puntos fueron desde más allá de la línea de 6,75– que elevaron la renta ferrolana por encima de la veintena (64-41).

Pero, sobre todo, el Baxi ofreció su mejor versión defensiva impidiendo que su adversario se encontrase cómodo y forzandolo a agotar sus posesiones una tras otra. Con ese nivel atrás, todo viene rodado.

El choque estaba ya visto para sentencia porque al Ausarta ya no le quedaban ánimos ni fuerza para contrarrestar a un adversario de esos que, cuando se gusta, no hay quien lo pare.

Un Baxi Ferrol con dos caras suma un claro triunfo