Cuando los resultados son determinantes

Real Avilés Club de Fútbol-Racing Club Ferrol 29ª jornada, Segunda División B, grupo 1, de fútbol Román Suárez Puerta Marieta/El Comercio (15-3-2015) TEXTO: Pablo Rey saluda a Manolo García tras la sus
|

 

A medida que se acerca el final de la liga regular, los resultados van cobrando más importancia. “Es que estamos en un tramo de liga donde las derrotas penalizan mucho, porque estos son los meses de más trascendencia”, reconoce el entrenador del Racing, Manolo García. Por eso, de cara al partido de mañana ante el Burgos, el técnico confía en que el equipo que dirige sea capaz de sumar los tres puntos para seguir entre los cuatro primeros de la tabla clasificatoria y darle continuidad a la buena racha en la que se encuentra –lleva tres jornadas sin perder–, porque “siempre que enlazas varias victorias el camino se allana mucho”.
Todo lo contrario que el rival al que el cuadro verde se enfrentará mañana, puesto que el Burgos, aunque está fuera de las cinco últimas posiciones –las que acarrean peligro de descenso, ya sea directo o a través de una promoción de permanencia–, no se encuentra en una situación cómoda. Por eso, Manolo García es consciente de que el cuadro castallano llegará con el claro objetivo de obtener la victoria y, por eso, el Racing tratará de que la ansiedad le juegue una mala pasada a su enemigo. “Ellos van a ir a por todas... y a ver si podemos sacar partido de ello”, apunta.
El técnico racinguista sostiene al respecto que “hasta mediados del mes de abril todos los equipos van a estar luchando por sus objetivos, aunque entonces igual alguno se queda sin ellos”. Por eso, a su juicio el Burgos intentará sumar dos victorias lo antes posible para, de esta manera, tomarse un buen respiro con vistas a la parte final de la competición. “Es que a ellos la derrota de la semana pasada les dolió”, recuerda el entrenador del cuadro verde.

fortín
Ahora que el conjunto de la ciudad naval está logrando buenos resultados cuando ejerce de visitante, el técnico confía en que el Racing mantenga la línea que ha mostrado como local a lo largo de casi toda la temporada. Sería la forma de afrontar en buena posición dos duelos que parecen especialmente importantes, los que enfrentarán al cuadro verde con el Guijuelo y la UD Logroñés. “Toda la ventaja que tuviésemos al llegar a ellos sería importante y, si lo hacemos en desventaja, que sea la mínima”, asegura el preparador, por lo que partidos como el que mañana se disputa contra el Burgos parece muy importante de cara al futuro.
Además, el hecho de jugar el sábado y que sus rivales lo hagan el domingo le da al Racing un arma de doble filo en función de cuál sea el resultado. “Siempre que ganas es bueno... pero, si las cosas te salen mal, los que juegan el domingo salen un poco más aliviados, porque saben que si no son capaces de ganar tienen una reserva”, explica el entrenador racinguista. De todas maneras, su deseo para el partido de este domingo es ganar para apretar a Guijuelo y Logroñés de cara a sus compromisos del domingo.

Cuando los resultados son determinantes