China deja de tener nuevos contagios, pero los “importados” siguen creciendo

Beijing (China), 19/03/2020.- A traveler wearing protective face mask stands beside workers who are wearing protective suits next to the New China International Exhibition Center, which was converted into a transfer center for international inbound passen
|

China alcanzó ayer por primera vez desde el comienzo de la pandemia el crecimiento cero de los nuevos contagios locales en el país, incluso en el epicentro de Wuhan, aunque los casos procedentes del exterior continuaron en aumento, con 34 infectados detectados en las últimas 24 horas.

A un de la llegada de la primavera, Wuhan, la zona cero de la enfermedad (con 2.222 casos activos todavía), no registró ningún nuevo infectado por primera ocasión desde que el coronavirus comenzó a propagarse el pasado diciembre entre sus 11 millones de habitantes y se extendió posteriormente por el mundo.

La mayoría de los 34 casos procedentes del exterior (frente a los doce del día anterior) se detectaron en viajeros procedentes del Reino Unido y de España, según la Comisión Nacional de Salud, que anunció que 21 de ellos se descubrieron.

Restricciones

Por su parte, en Pekín se han extremado las medidas de cuarentena para todos los viajeros que lleguen a la ciudad, sean chinos o extranjeros, que desde el pasado lunes deben someterse a una cuarentena obligatoria en hoteles designados especialmente para ello, salvo contadas excepciones.

Solo los mayores de 70 años, las mujeres embarazadas y las personas que vivan solas, además de aquellos cuya enfermedad les impida hacerlo en un hotel, podrán realizar la cuarentena de 14 días en su casa.

Récord

Y coincidiendo con el récord de nuevos casos “importados” en la capital, las autoridades municipales anunciaron que la cuarentena obligatoria en hoteles se ampliará también a las personas que vivan solas, mientras que el resto de excepciones tendrán que solicitar con antelación la autorización de sus vecinos para poder hacerla en su casa.

Ayer se anunciaron ocho nuevas muertes, todas ellas en la provincia de Hubei, cuya capital es Wuhan, lo que supone también una de las menores cifras de fallecidos registradas desde hace semanas.

Aeropuertos

Aeropuertos como el de Pekín han dispuesto una zona especial para vuelos internacionales para realizar controles de salud a todos los viajeros que desembarcan de los aviones.

Pasajeros de vuelos internacionales llegados a la capital indicaron que todos los viajeros son llevados en autobuses a un centro de convenciones, donde se decide si pueden realizar la cuarentena en su casa o se les da a elegir uno de los hoteles designados, en los que deben correr con todos los gastos.

Otras grandes ciudades del país, como Cantón, Shanghái o Chongqing, a las que también llegan muchos casos desde el exterior, están aplicando medidas similares, aunque las limitan a viajeros procedentes de los países más afectados por la pandemia, como Irán, Corea del Sur, Italia o España.

Temor atenuado

Y mientras el país llega al crecimiento cero algunos científicos chinos atenuaron los temores de que la enfermedad se pueda convertir en estacional o que pueda regresar de forma todavía más agresiva el próximo invierno.

La subdirectora del departamento de Enfermedades Infecciosas en el Hospital del Colegio Médico de Pekín, Cao Wei, dijo que un segundo brote del coronavirus en China “no sería una gran preocupación”.

China deja de tener nuevos contagios, pero los “importados” siguen creciendo