El cansancio provocó la derrota final del Recinor

milan jaros lanza a canasta ante la oposición de un rival jorge meis
|

Llegar físicamente más entero a los instantes decisivos del partido fue lo que permitió al Marín Peixegalego conseguir la victoria en el duelo de aspirantes a estar entre los tres primeros clasificados que ayer lo enfrentó al Recinor Ferrol CB. El equipo ferrolano, de hecho, notó la marcha de Chema González y la baja de Jorge Martínez, porque llegó demasiado cansado a los minutos finales del choque y eso le privó de la claridad necesaria para ganar.

Fue un partido de alternativas, en el que la intensidad con la que se emplearon ambos equipos derivó en que fuesen combinando los aciertos con los errores. De hecho, después de primer cuarto igualado, el Marín fue cobrando distancias al principio del segundo, justo antes de que el Recinor protagonizase un parcial de 15-0 que lo llevó a su mayor ventaja (33-23, min. 17). Sin embargo, la dinámica del choque hizo que su rival le devolviese la moneda inmediatametne, aunque finalmente la escuadra local se fuese al descanso en ventaja.

Las imprecisiones empezaron a abundar después del intermedio, lo que hizo que ninguno de los dos contendientes consiguiese despegarse de su contrario, a pesar de que el Recinor el que estuvo siempre por delante en el marcador. De todas maneras, el partido se presentó en el último cuarto con todo por decidir, porque la renta de los locales no era, para nada, definitiva.

 

FRESCURA

El partido se empezó a decantar hacia el lado visitante cuando empezó a mostrar más frescura sobre la cancha, gracias a su mayor número de rotaciones. Así, el Marín recuperó la ventaja en el marcador cuando quedaban seis minutos para el final del encuentro, lo que provocó que el Recinor empezase a jugar de una manera mucho más precipitada, lo contrario que una escuadra que se notaba mucho más tranquila.

El colpaso anotador de los locales –tan solo dos puntos en siete minutos– facilitó las cosas a un rival que, casi sin querer, fue sentando las bases para lograr la victoria (51-58, min. 37). De todas maneras, la formación local no se rindió y recuperó posibilidades apelando a la épica, aunque el Marín conservó la calma para terminar llevándose el triunfo.

El cansancio provocó la derrota final del Recinor