Los evacuados del geriátrico de A Fonsagrada esperan una reubicación

Un militar desinfecta el exterior del hospital Lucus Augusti, donde permanecen ingresados los residentes | aec
|

El Ayuntamiento de A Fonsagrada (Lugo) se encuentra a la espera de conocer la reubicación de 29 personas mayores tras el cierre la semana pasada de una residencia privada por las malas condiciones de los ancianos en estas instalaciones, con 23 plazas.

Así lo explicó ayer el alcalde de A Fonsagrada, Carlos López, en declaraciones a Europa Press, quien confirmó que los 29 mayores permanecen, de momento, en el Hospital Universitario Lucus Augusti (HULA) de Lugo a la espera de ser reubicados.

El regidor destacó que el ayuntamiento está “haciendo gestiones” con la Consellería de Política Social para saber “qué pasos hay que dar” y para que les “informen de las medidas que van a tomar y si tienen pensado trasladarlos y a qué residencia”.

 

En la misma sala

Al respecto, el alcalde confirmó que los mayores desalojados, procedentes de “varias provincias” gallegas, “siguen en el hospital”, donde “les han ubicado una sala para que estén juntos”.

El alcalde explicó que familiares de algunos de los mayores afectados “quieren que se queden en la residencia pública de A Fonsagrada”, en funcionamiento desde febrero y que cuenta con “27 plazas”, explicó.

El Gobierno gallego ordenó el cierre cautelar de las viviendas comunitarias Burón I y II, una residencia privada situada en el término municipal de A Fonsagrada, tras constatar las malas condiciones de las personas mayores que se encontraban en esas instalaciones.

La denuncia partió de un informe emitido por los Servicios Sociales de A Fonsagrada el pasado martes, en el que se advirtió a la Administración autonómica de una posible situación de maltrato a los residentes del centro y de diversas irregularidades, tanto en las condiciones como en la atención a los mismos.

Ante la situación de la que se alertaba en el documento, la inspección de Servicios Sociales de la Xunta se desplazó al centro para corroborar los hechos señalados en la denuncia y también remitió un aviso a cuerpo de Guardia Civil.

De este modo, los efectivos desplazados constataron la situación en la que se encontraban estos residentes, 29 ancianos en un centro con 23 plazas y en condiciones inadecuadas, hechos que motivaron el cierre inmediato de las instalaciones. 

Los evacuados del geriátrico de A Fonsagrada esperan una reubicación