El empresariado de la zona, indiferente ante la próxima disolución de la Cámara de Comercio

CAMARA COMERCIO CALLE MARIA
|

Hoy termina el plazo establecido por la Consellería de Economía e Industria para que los empresarios de la demarcación presenten alegaciones ante el próximo inicio del procedimiento de disolución de la Cámara de Comercio. A falta de conocer si alguno ha hecho alguna observación a través del Consello de Cámaras, en la sede de la entidad se ha constatado el mismo interés que en el proceso electora. Entonces no se presentaron candidaturas y ahora nadie se ha acercado siquiera a consultar el expediente.
Este es un trámite que la Consellería ha establecido a mayores de lo que ordena el capítulo IX de la Lei de Medidas Fiscais e Administrativas, en el que únicamente se indica que hay que dar audiencia a la propia cámara –en este caso a su gestora– y al Consello de Cámaras. Ambas entidades han recibido también la oportuna notificación y el próximo martes se cerrará el plazo para que presenten alegaciones, si las tuviesen.
Una vez que se cierre este trámite, la Consellería deberá dictar el acuerdo de inicio del procedimiento de disolución. Se nombrará un administrador independiente que deberá abrir un plazo de un mes para que los acreedores de la Cámara de Ferrol justifiquen las deudas que esta tiene contraidas con ellos y elaborar un inventario en el plazo máximo de un mes. Una vez establecidos los bienes de la Cámara, las deudas y la lista de acreedores, se entrará en la fase de liquidación. Hasta ese momento no cesará en sus funciones la comisión gestora que actualmente está al frente de la entidad y será entonces, también, cuando deberán tomarse las medidas necesarias para garantizar que la demarcación siga contando con los servicios propios de las cámaras. Para ello se abrirá un plazo de diez días en el que las restantes cámaras gallegas podrán realizar propuestas para asumir dichas funciones.

El empresariado de la zona, indiferente ante la próxima disolución de la Cámara de Comercio