Una derrota encajada en cinco minutos

Cristian lucha con Österholm por llevarse la pelota durante el partido de ayer atlántico diario
|



Para el Somozas enlazar dos victorias consecutivas sigue siendo, por el momento, un sueño. El encuentro que el equipo somocense disputó ayer en el feudo del Coruxo le brindaba la oportunidad de sumar por segunda semana seguida tres puntos que, esta vez, le podían aproximar a los lugares deseados. Sin embargo, a pesar de rendir al buen nivel habitual en las últimas semanas, dos jugadas puntuales echaron por tierra sus posibilidades y lo llevaron a una derrota que vuelve a hacer disminuir sus aspiraciones.
El buen momento que atraviesa el Somozas se vio, sobre todo, en que desde el principio se vio sobre el campo de O Vao una lucha de iguales. Aun sin protagonizar demasiadas aproximaciones a la portería contraria, ambos equipos demostraron tener armas como hacer daño. Las de la escuadra verdiblanca, apoyadas en la solidez mostrada en el centro del campo por Sielva y Keko y la capacidad para molestar a la defensa contraria de Dani Pedrosa. Las del Coruxo, a través de la capacidad de Pedro Vázquez o la presencia en ataque de Camochu y Österholm. Sin embargo, ninguna llegó a convertirse en gol.
El paso de los minutos permitió ver a un Coruxo más dominador, con varias ocasiones sobre la portería visitante, que pasó algo menos de un cuarto de hora de auténtico apuro. Pero, de igual manera que había sufrido ante el acoso de su rival, el Somozas le complicó las cosas al Coruxo durante el tramo final de la primera parte, en la que jugó casi en exclusiva en campo rival y dispuso, en botas de Cristian, de la ocasión de adelantarse en el marcador. Su tiro, sin embargo, fue rechazado por un contrario cuando iba en dirección a la portería contraria y así se llegó al descanso.
El mismo empuje que el Somozas había tenido en la parte final de la primera parte fue la que demostró en el arranque de la segunda, en la que forzó varios saques de esquina en una fase en la que jugó casi siempre en terreno de juego del rival. La mejor ocasión llego a través de un disparo de Pancho despejado por el portero Alberto Domínguez.

RESOLUCIÓN
Sin embargo, los cambios hechos entonces por el Coruxo terminaron siendo decisivos para el resultado del choque. La entrada de Mateo resultó tan providencial que, en sus primeros diez minutos sobre un campo que empezaba a estar muy pesado por la lluvia caída, ya había marcado un par de goles y complicado las opciones del cuadro verdiblanco de llevarse algo positivo del partido, unas posibilidades que, sin embargo, recuperó tras el penalti señalado por una acción de Keko que Arkaitz convirtió en el tanto que devolvía las esperanzas.
Con la mínima desventaja en el marcador, al Somozas le quedaban poco más de veinte minutos para buscar la diana del empate. De todas formas, el cuadro verdiblanco no fue capaz de resolver su juego en ocasiones para marcar el gol de la igualada, así que el encuentro fue discurriendo hasta llevar a la escuadra visitante a una derrota que frena sus aspiraciones de acabar luchando por la permanencia en las jornadas finales del campeonato.

Una derrota encajada en cinco minutos