La Policía impuso 13 denuncias en un control sobre el consumo de alcohol y drogas al volante

foto de archivo de un control de la policía local de ferrol jorge meis
|

La Jefatura de la Policía Local de Ferrol informó ayer de los resultados de un control del consumo de drogas que se realizó entre los conductores que circulaban por este término municipal en la madrugada del pasado sábado. Los dispositivos, en los que se empleó un drogotest recientemente adquirido por el Concello, se llevó a efecto en dos puntos de la ciudad, con el fin de reducir los accidentes de tráfico.

En concreto, los controles se desarrollaron en la plaza de Galicia entre la 1.00 y a las 2.30 horas, y en la carretera de Castilla, entre las 3.30 y las 6.30 horas. Junto con las pruebas de conducción bajo los efectos de las drogas, los policías locales realizaron también test de alcoholemia.

En total, los agentes controlaron 124 vehículos, de los que cuatro –el 3,22%– eran de servicio público. Se cursaron trece denuncias, de las siete correspondían a consumo de alcohol, una por drogas, tres por no utilizar los sistemas de retención, una por conducir con el permiso caducado y otra por hacerlo teniendo el carné suspendido por resolución judicial firme.

En cuanto al sexo, del total de conductores examinados, 37 eran mujeres –29,88%–. De ellas, un 2,7% dio positivo y los 87 restantes eran varones, con siete positivos –8,04%–.

En lo que respecta a la media de edad, la mayoría de los conductores sometidos al control en la franja horaria de 1.00 a 2.30 horas rondaba los 35 años, mientras que los examinados en el segundo dispostivo realizado en la carretera de Castilla se elevaba hasta los 39 años.

 

La Policía impuso 13 denuncias en un control sobre el consumo de alcohol y drogas al volante