Feijóo erige a Galicia en un “destino desde donde influir en el mundo”

Feijóo pronuncia su discurso en el acto de entrega de las Medallas Castelao | efe
|


El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, identificó Galicia como “una tarea y un destino desde donde se puede influir en el mundo”, además de apelar a una sociedad “activa” que “reivindique y renueve” ideas como la democracia, la convivencia o el galleguismo por las que apostaron, en su día, pensadores y
escritores gallegos.
Pocos días después de anunciar que no optaría a liderar el Partido Popular y de ratificar su compromiso con Galicia “como mínimo” hasta 2020, el presidente ha aprovechado ayer la entrega de las Medallas Castelao para renegar de la idea de Galicia como “lugar de paso” y erigirla, a la vez, en “tarea” y “destino”.

Un puente entre ilustres
Tras la entrega de sus galardones a la arquitecta Isabel Aguirre de Úrcola; la profesora e investigadora María José Alonso; el empresario textil Jesús Domínguez; el sacerdote Xesús Mato; y los carteros rurales de Galicia, Feijóo ha recurrido a la metáfora para comparar esta ceremonia con un puente “entre los gallegos ilustres del pasado y del presente”.
“Ese puente nos dice que Galicia es un destino. No es un lugar de paso, ni un lugar donde nunca se deshacen las maletas, ni tampoco un sitio apropiado en el que esperar al próximo embarque. La Galicia del adiós es ayer la Galicia de la bienvenida”, proclamó.
“Dejamos de ser un lugar a medio camino entre el mito y la memoria en el que se sueña desde lejos, para ser un país moderno que se hace a menudo sin dejar de soñar. Galicia es una tarea y también un destino desde donde se puede influir en el mundo”, añadió Feijóo, antes de recordar que fue Vicente Risco quien “combatió” en su época “el estereotipo de Galicia como algo pequeño y limitador”.
Convencido de que Risco “sigue teniendo la razón” y de que fenómenos como la globalización y la descentralización de los grandes espacios políticos aportan “nuevos argumentos” a favor del ourensano, alegó que, “en un contorno descentralizado, Galicia es un centro”.

Renovar ideas
Previamente, en la ceremonia que se celebra coincidiendo con el regreso de los restos de Alfonso Rodríguez Castelao –”como si de un peregrino póstumo se tratase”, en palabras de Feijóo– a Galicia, Feijóo reflexionó sobre el “carácter propio” de los gallegos y las ideas del propio Castelao, Rosalía de Castro, Ramón Cabanillas o Alfredo Brañas, entre otros pensadores y escritores.
“Sobre ese fantástico cúmulo de sentimiento, erudición y cultura se cimenta el presente de nuestra comunidad”, sentenció, antes de advertir que, aunque “esas ideas forjadas en siglos sean vigorosas, decaerán sin una atención constante”.
Y es que, a su juicio, no se puede confiar “en que una selección natural de las ideas” haga que “las buenas sobrevivan y las malas desaparezcan”. “Los sueños de nuestros antepasados, que son nuestras realidades, precisan de una defensa constante en la que se mezcle el pragmatismo y el sentimiento, la eficacia y la emoción, la razón y el corazón”, sentenció Feijóo.
A su juicio, es necesario el “concurso activo” de la sociedad para mantener “reivindicar y renovar” ideas como las de democracia, convivencia, solidaridad, igualdad de género, europeísmo o galleguismo.
Todo ello porque, “basta con mirar alrededor” para ver que “ideas fraudulentas que vuelven como fantasmas del pasado” y que “cuestionan” valores hasta ahora considerados “inamovibles”.
“Tanto los gallegos ilustres que ya no están, como los que distinguimos en este acto, son protagonistas de un galleguismo singular. Un galleguismo al que todos contribuyen y del que nadie se apropia”, destacó, antes de lamentar que, “desgraciadamente, esto no ocurra así “con todos los ismos asociados a territorios e identidades”.
“El nuestro incluye, aglutina, agrupa y, por tanto, nos hace más fuertes. Ninguno de nuestros compatriotas se siente ajeno a una galleguidad en la que el conjunto no inunda el individuo, y donde el individuo no vive al margen del conjunto”, resumió, ante numerosas autoridades y una nutrida representación de la sociedad civil.
En su intervención, Feijóo ha proclamado que, con el acto de entrega de las Medallas Castelao, Galicia “está premiando la sabiduría” y tuvo palabras para cada uno de los galardonados, empezando por la arquitecta y directora de la Escola Galega da Paisaxe, Isabel Aguirre de Úrcola.
“El paisaje no siempre se defiende espontáneamente y requiere una mente y unas manos expertas”, destacó Feijóo.
De la investigadora María José Alonso Fernández, Feijóo aseguró que “está haciendo de Galicia un centro de lo que se podría denominar farmacología inteligente”.
Del empresario textil Jesús Domínguez, el presidente destacó que “está siendo capaz de vestir desde Ourense a varias generaciones” de todos los continentes, con marcas tan reconocibles como Purificación García, Carolina Herrera o, ya en manos de sus hijas, Bimba y Lola.
En cuanto al sacerdote Xesús Mato, enfatizó que el “cura de Paradela” logró hacer de Galicia “un centro de la esperanza”. Mato, que es también cofundador del grupo folk Fuxan os Ventos, agradecido su distinción como “un homenaje al rural”. l

Feijóo erige a Galicia en un “destino desde donde influir en el mundo”