Requisados más de mil metros de artes de enmalle a los furtivos

Copia de Diario de Ferrol-2015-12-15-013-a2b1647a
|

Un total de 1.270 kilos de pescados y mariscos, así como 194 aparejos de pesca, han sido intervenidos en diversos operativos realizados en Galicia en la última semana por agentes del servicio de Gardacostas, dependiente de la Consellería do Mar.
Según informó ayerla Xunta en un comunicado, los inspectores también se hicieron con 5.400 metros de artes de enmalle, mil metros en Ferrol, en diversos controles realizados para vigilar la extracción de cara a las fiestas de Navidad.
El mayor operativo tuvo lugar en la ría de Arousa, en donde varios controles dieron lugar al decomiso de 977 kilos de pescados y mariscos, así como de 70 aparejos y 4.400 metros de enmalle.
La actuación más relevante tuvo lugar en los puertos de Tragove y Meloxo, con 180 kilos decomisados de reló, 115 de volandeira, 46 de centolla, 38 de nécora, 12 de camarón y 12 sacos de viveros sin identificar.
En la ría de Pontevedra, los guardacostas requisaron casi 240 kilos de diversas especies y 111 útiles. La actuación más relevante tuvo lugar en los puertos de Bueu y Beluso, con la incautación de 160 kilos de centolla, 21 de nécora, casi 19 de vieira, ocho de ostra y cuatro de camarón, entro otros.
Entre otros lugares, en la ría de Ferrol se incautaron 1.000 metros de artes de enmalle. En cabo Ortegal y A Bandexa, en Ortigueira, se incautaron 530 anzuelos sin identificar, mientras que en playas de Dumbría se decomisaron 16 kilos de centolla. En Vigo, fueron siete kilos de bruños los decomisados.
El pasado mes de mayo sgentes del Servicio de Guardacostas,
en colaboración con los de la Policía Autonómica, expulsaron a 18 personas que faenaban ilegalmente en un operativo contra el furtivismo.
 La intervención tuvo lugar en la parte interna de As Pías, el Montón y de O Baño y, además de los 18 expulsados, se identificó a otras cinco personas.
Los agentes decomisaron 89 kilos de almeja, 37 de almeja babosa de talla antirreglamentaria y otros 53 de almeja japónica, lo que hubiera supuesto en el mercado un precio de 960 euros. Se requisaron asimismo útiles de marisqueo, sacos de red y un traje de neopreno.

Requisados más de mil metros de artes de enmalle a los furtivos