El colegiado acertó en la expulsión del lateral blanquiazul

|

  Ya se avisaba en la previa que el colegiado Daniel Ocón Arráiz era bastante “tarjetero” con una elevada media de catulinas amarillas que roza las siete tarjetas por encuentro. En Riazor cumplió con su guión hasta el punto de que incluso alcanzó las ocho amonestaciones (siete cartulinas amarillas y una roja). La de Ayoze es expulsión clarísima, por la segunda patada que da a un segundo rival después de cometer una falta merecedora, de por sí, de una amarilla. No es que estuviera demasiado acertado, pero tampoco tuvo mala suerte con jugadas polémicas en las áreas. Acabó expulsando a dos jugadores, uno por cada bando. Quizá sí se mostró algo más riguroso cuando expulsó a Abraham Paz, del Cartagena, por doble amarilla. Aun así, en líneas generales fue una actuación correcta.

El colegiado acertó en la expulsión del lateral blanquiazul