La ría de Ferrol se sitúa a la cola en la lucha contra el marisqueo furtivo

Diario de Ferrol-2014-09-24-013-a3c1d826
|

Los datos facilitados por la Xunta de Galicia en cuanto a la lucha contra el furtivismo parecen confirmar la baja intensidad de la vigilancia en la zona, puesto que el incremento de mariscadores sin permiso ha sido reiteradamente denunciado por los profesionales y está, además, a la vista de cualquiera. En lo que llevamos de año se han realizado 324 inspeccciones en la ría de Ferrol, menos de la mitad de las que hubo en A Coruña (760) y casi una cuarta parte de las que se llevaron a cabo en Arousa (1.144).
La ría de Arousa destaca como el ámbito donde se libró la lucha más importante contra el furtivismo en el presente ejercicio. Allí se registraron, según los datos facilitados por la Consellería de Mar, 3.700 incautaciones de aparejos o material empleado por los furtivos y se decomisaron 50.089 kilos de marisco. Este gran volumen de herramientas y producto intervenido coincide con un alto número de inspecciones, 1.144, solo superado por las que se realizaron en Vigo, 2.533, aunque allí con más discretos resultados –3.522 incautaciones de material y 1.687 kilos de marisco decomisado–.
En Ferrol, una de las rías más contaminadas de Galicia, se realizaron 324 inspecciones, durante las cuales se formularon 35 denuncias –el número más bajo entre las infracciones que corresponden a cada zona de explotación marisquera en Galicia–. Esos operativos se saldaron con 1.459 kilos de marisco intervenido –solo se decomisó menos producto en Muxía, 633 kilos– y 544 incautaciones de material.
Ayer este diario se hacía eco de la denuncia del colectivo de percebeiros de la Cofradía de Ferrol, según la cual bandas organizadas de furtivos han esquilmado las rocas en las que habitualmente iban a faenar. Los profesionales se quejaban, precisamente, de las escasas inspecciones que se realizan.

La ría de Ferrol se sitúa a la cola en la lucha contra el marisqueo furtivo