Un partido para no olvidar

Bea Sánchez se ha convertido en la jugadora nacional más valiosa en una campaña en la que la pívot andaluza ha tenido un papel prioritario en el equipo | Jorge Meis
|

De todos los escenarios posibles que el Star Center Uni Ferrol barajaba al comienzo de la campaña, probablemente ninguno contemplaba la posibilidad de llegar al último partido de la liga regular, el que esta tarde disputa a las 19.00 horas en Esteiro ante el Gernika, con la cuarta plaza como objetivo. Pero las ferrolanas han hecho de la ambición virtud y en estos seis últimos meses se han ganado, a base de trabajo y triunfos un lugar de privilegio en la clasificación. Tanto es así que son uno de los cuatro equipos que ya ha garantizado su presencia en el play-off por el título y ahora, no saciado con ello, apunta a un escalón más alto, a esa posición que le garantice el factor cancha en la primera eliminatoria.

Aunque sea complicado, alcanzarlo está en su mano y pasa por superar en la contienda de esta tarde al Gernika, uno de esos equipos que, como las ferrolanas, ha logrado colarse contra pronóstico entre las mejores del campeonato. La formación vasca llega a Ferrol con la tercera plaza en el bolsillo, sin nada en juego desde el punto de vista clasificatorio, pero con ganas de desquitarse. No en vano, en la primera vuelta, el Star Center sorprendió a domicilio, contra todo pronóstico, a su rival de hoy.

Un partido que supuso la confirmación de las departamentales como una de las escuadras revelación del campeonato y que las catapultó a la Copa de la Reina. El Gernika fue testigo de su primer hito histórico de la temporada, ahora puede serlo del segundo, por acabar la liga regular entre los cuatro primeros y con quince victorias no está al alcance de cualquiera.

Rival
El Gernika ha encajado en las tres útlimas jornadas dos derrotas ante equipos que también lucha por el play-off como Cadì la Seu y Gipuzkoa en un periodo en el que las vascas están afinando su puesta a punto para lo que se avecina después. No es para menos, pues tras perder por lesión a Amisha Carter, su gran referencia, la plantilla ha debido redefinir roles y responsabilidades. Una adaptación en la que se han dejado alguna victoria por el camino, pero durante la que siempre ha resultado una formación muy competitiva –de todas sus derrotas, siete han sido por menos de cinco puntos–.

Un auténtico hueso para un Star Center en cuyas filas varias jugadoras han realizado un trabajo específico de recuperación para librarse de las molestias que han padecido en las últimas semanas. La mejor noticia sigue siendo la presencia de una Ana Suárez que, tras reaparecer algunos minutos ante el CREF ¡Hola! va recuperando poco a poco el ritmo de competición. La peor, sin duda, la duda de Vilma Kesanen, aquejada de un problema lumbar.

Apoyo
El Star Center Uni Ferrol ha intentado canalizar la euforia tras la clasificación conseguida incidiendo en la premisa que la ha traido hasta aquí: jugar cada partido como si fuese el último, afrontar cada encuentro como una final. No hay nervios en las filas locales, no hay tensión ni presión, sino ganas, muchas ganas de agradar y agradecer a su afición el apoyo que la formación ha recibido en los últimos meses.

El club, que ha gestionado la ampliación del aforo con gradas en uno de los dos fondos y sillas a pie de pista, ha puesto todos los medios para ello. Los aficionados también y, de hecho, a través de las redes sociales han promovido no solo la asistencia de un mayor número de aficionados a Esteiro, sino que acudan con indumentaria blanca, coincidiendo con la que lucirá el equipo en la pista. l

Un partido para no olvidar