Los grupos acorralan al gobierno con preguntas en el último pleno del verano

Una treintena de vecinos asistieron al pleno con pancartas a favor de la permanencia del gas propano en Caranza y Esteiro | jorge meis
|

El pleno ordinario de fin de mes del Concello de Ferrol se preveía ayer tranquilo, dado que solo se iba a proceder a la votación de dos puntos: la adjudicación del servicio de limpieza de colegios y edificios municipales por 8,1 millones de euros –contando con los dos años de prórroga– y el reconocimiento extrajudicial de facturas por más de 405.000 euros; ambos fueron aprobados.
En el pertinente debate de los grupos sobre estas cuestiones, algunos miembros de la oposición mostraron su descontento con el retraso del primer punto, como fue el caso de Iván Rivas (BNG) que echó en cara al gobierno local que recurra a un nuevo contrato externo en vez de optar por la “remunicipalización” del servicio y Germán Costoya (PSOE), que remarcó que este contrato es “una herencia del PSOE, que lo dejó preparado hace un año” y aquejó que el nuevo concejal de Servicios haya tardado todo este tiempo en licitarlo.
La problemática referente al cambio de gas propano a gas natural en Caranza y Esteiro fue uno de los puntos al que hicieron referencia Iván Rivas y la portavoz del grupo municipal Socialista, Beatriz Sestayo, coincidiendo con la presencia en el salón de plenos de una treintena de vecinos que portaban carteles con consignas apelando a la permanencia del gas propano, a la mayor seguridad ciudadana y a la entrega de documentación.
Ambos afearon la “inactividad” del gobierno local a este respecto después de que el pleno celebrado el pasado mes aprobase, con el apoyo de todos los grupos, una moción que fue presentada conjuntamente por PSOE y BNG de rechazo a la imposición del cambio. Esta medida servía para apoyar las reivindicaciones de los afectados–garantizar los derechos adquiridos en sus contratos o que se subroguen los derechos y deberes asociados–, así como exigir a la empresa suministradora que la instalación de gas natural no implique la sustitución de la del gas propano y se pueda, de este modo, garantizar la libre decisión de contratar el producto que se crea más conveniente por parte del usuario.
Rivas preguntó al regidor si se le va a notificar a Gas Natural la resolución del pleno y si elaborarán un informe jurídico al respecto, obteniendo como respuesta un “de todas as mocións dase conta” por parte de Suárez.
Acusaciones
Aunque el turno de ruegos y preguntas fue el último punto del pleno, hubo quien ya aprovechó su intervención para recriminar la falta de gestión al gobierno de Ferrol en Común (FeC). Fue el caso del socialista Germán Costoya que, tras acusar la escasez de puntos en la orden del día, le sugirió al alcalde, Jorge Suárez, haber traído a la sesión la aprobación de la ordenanza de la ORE o la de Benestar Animal –algo que más tarde miembros del PP también reclamaron– el Convenio de Defensa, el contrato de seguridad de los trabajadores de FIMO y Portanova. la reforma del Mercado de Caranza, la pasarela de Santa Mariña o los presupuestos. “Menos mal que levan un ano sen o lastre, agora ese globo voa cara a lúa”, ironizó Costoya.
A la “ausencia de contenido” en el pleno también se refirió la portavoz del grupo municipal del PP, Martina Aneiros, que aseguró que “lo de este ya es el colmo de los colmos, trayendo realmente un solo punto; este es el trabajo de un gobierno durante todo un mes. A ver si empezamos a cambiar el ritmo”, declaró.
Todo el grupo de los populares hizo uso de su turno de palabra en el último punto del orden del día, preguntando al gobierno de Jorge Suárez por el informe presentado por Adeac instando a la retirada de banderas azules de las playas ferrolanas –el regidor municipal indicó que permite mantenerlas–, los distintos convenios con otras administraciones, la supuesta inactividad de la oficina de atención al consumidor, la activación de la comisión de Recimil –algo reclamado también por el PSOE–, la colocación del escenario de las fiestas en la Plaza de España un día antes de la adjudicación –a lo que el alcalde apuntó que se están investigando y se abrirá expediente por invasión de espacio público–, el cumplimiento de las mociones que se aprueban en el pleno –también alegado por el grupo de C’s–, así como la entrega de documentación en las comisiones y el respeto al derecho de intervención –acción que reivindicó la concejala no adscrita, Esther Leira–. A este último respecto, Beatriz Sestayo solicitó que éstas se celebren una vez a la semana como dicta la norma y no “cada mes, con sorte”.
Tras la celebración del pleno, Jorge Suárez atendió a los medios y valoró el desarrollo del mismo indicando que existía “un acordo previo de non presentar ninguna moción”, al mismo tiempo que aseguró que respeta la labor de la oposición y su derecho de intervención en el turno de ruegos y preguntas.
Con todo, aseguró que “o PP xogou ao teatrillo de variedades para ter algún titular”.
Asimismo, remarcó que buena parte de las demandas que realizó la oposición se podrían remitir a comisiones informativas y que “ás veces, en comisións como a de Urbanismo, hai preguntas que poden formularse por rexistro”. l

Los grupos acorralan al gobierno con preguntas en el último pleno del verano