El hospital de Verín realiza un parto de urgencia tras el cierre del paritorio

|

El hospital comarcal de Verin ha acogido esta madrugada un parto de urgencia que el ginecólogo de guardia, Javier Castrillo, ha justificado por el “riesgo” de que la gestante pudiese dar a luz durante el traslado.
Cuando se han cumplido doce días del cierre de paritorio por parte del Sergas, el ginecólogo ha justificado la realización del parto en Verín pese a los protocolos existentes desde el cierre del paritorio que obliga a que las embarazadas den a luz en el Complexo Hospitalario de Ourense, dado su “avanzado estado” de dilatación.
La gestante acudió de madrugada al hospital tras comprobar que había roto la bolsa y que tenía contracciones frecuentes. De hecho, tras una primera valoración en la que los profesionales observaron tenía cuatro centímetros de dilatación, comprobaron que cuando llegó la ambulancia ya había dilatado “seis centímetros”, decidiendo el ginecólogo no esperar más. 
“Está contraindicado trasladar a una paciente con esa velocidad de dilatación porque hay un riesgo franco de que el parto se produzca de camino. Hay que evitarlo en la medida de lo posible”; ha esgrimido Castrillo.
Según ha explicado, el Servicio de Pediatría del CHUO inicialmente, se mostró favorable a enviar un Pediatra pero “quince minutos después” la respuesta del directivo de guardia fue que “había asumido un parto en un hospital donde no había pediatra y que como asumí esa responsabilidad que tenía que apechugar con ella”.
Para evitar futuros problemas, el ginecólogo ha asegurado que decidió poner la situación en conocimiento del juez de guardia, que decidió que lo primordial era "velar por la seguridad de la madre y el niño”. 
Finalmente, el recién nacido fue trasladado de inmediato al Complexo Hospitalario Universitario de Ourense, después de que el CHUO enviase un pediatra al hospital comarcal.
Por su parte, la dirección del Área Sanitaria de Ourense, Verín y O Barco de Valdeorras ha “desmentido tajantemente” la existencia de intervención judicial “alguna” en el traslado de un pediatra esta madrugada al hospital de Verín.
En un breve comunicado, ha esgrimido que “ni existió negativa por parte del Servicio de Pediatría de pediatría a trasladarse” ni tampoco tiene constancia “ni oral ni por escrito” que el ginecólogo de guardia solicitase la intervención judicial.
Preguntado por los riesgos del traslado, este ginecólogo ha insistido en que “está contraindicado” un traslado al entender que en caso de existir complicaciones durante el traslado una gestante no va a recibir la asistencia adecuada.
"Todas las guías sobre traslados de embarazadas y recién nacidos contraindican el traslado si hay probabilidad razonable que haya parto en el camino. Es lo peor que puede ocurrir, si hay cualquier complicación no la puedes remediar”, ha concluido.
Esta situación vivida en Verín ha suscitado la reacción de diferentes fuerzas políticas que han criticado la decisión del Sergas y han solicitado la reapertura del servicio del paritorio en Verín. EFE 

El hospital de Verín realiza un parto de urgencia tras el cierre del paritorio