Damm se hace con el control de Pescanova, que presidirá Juan Manuel Urgoiti

Juan Manuel Urgoiti lavandeira jr
|

La cervecera Damm, con el apoyo de Luxempart e Iberfomento, ha recibido hoy el respaldo mayoritario (un 70,82% de los votos en la junta de accionistas) a su propuesta de renovación parcial del consejo de Pescanova, que pasa a encabezar el expresidente del Banco Gallego, Juan Manuel Urgoiti.

El nuevo consejo de la multinacional pesquera lo completan los representantes de Luxempart, Françoise Tesch; de Iberfomento, Fernando Herce Meléndez; y de Damm, José Carceller; y tres independientes: Yago Méndez, el consejero de la Sareb Luis Ángel Sánchez-Merlo y el director general de CAF, Alejandro Legarda.

El primer mensaje de Urgoiti, nada más ser proclamado presidente, ha sido el de que Pescanova necesita una quita en el convenio de acreedores de en torno al 75%.

"Los bancos van a ser los protagonistas fundamentales en este momento. Aunque aún no tenemos el plan financiero las directrices son clarísimas", ha dicho Urgoiti, que ha agregado que este gigante de la alimentación no saldrá de Galicia.

Sobre la presencia de miembros del anterior consejo en el nuevo ha dicho que no supone un problema, y que estos fueron precisamente quienes denunciaron la situación actual de Pescanova, en concurso de acreedores y con la cotización de sus acciones suspendida desde hace meses por la CNMV.

En cuanto al proceso abierto en la Audiencia Nacional y la fianza civil impuesta por el juez Ruz a Pescanova SA, cree que no acabará afectando a la empresa porque, en lo que a la responsabilidad de la sociedad atañe, "no está bien planteado" y porque "sería absurdo cargarse la compañía".

La junta de accionistas arrancó un cuarto de hora antes de la una de la tarde con un quórum del capital social del 54,8%, tras la disolución previa del consejo de administración, apoyada por el 99,64% de los presentes en la abarrotada sala donde se celebró el cónclave.

Las posturas eran tan irreconciliables que costó llegar a un acuerdo para establecer el sistema de votaciones, donde triunfó finalmente el de propuestas generales, como listas cerradas, y no el de consejero por consejero pese a las reiteradas peticiones de varios accionistas.

Al ganar con suficiente mayoría la candidatura de Damm, no fue necesario votar la propuesta alternativa, la que defendían los minoristas englobados en Pescanem, y que contaban con el apoyo del inversor estadounidense Cartesian.

Estos proponían un consejo de 15 miembros, todos ellos independientes, lo que suponía una novedad, pues no existe ninguna compañía cotizada con este perfil.

A última hora hubo varias modificaciones en esta plancha, de la que se cayeron los exministros Pío Cabanillas y José Manuel Otero-Nova, pese a que el segundo figuraba como presidenciable junto al expresidente de FCC Baldomero Falcones y el expresidente del Tribunal Constitucional Álvaro Rodríguez Bereijo.

Los minoritarios avanzaron la presentación de un conflicto de intereses al pertenecer el representante de Damm, José Carceller, a un sector relacionado con la cadena de alimentación.

Una de las intervenciones más esperadas fue la del expresidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa, imputado por presunto falseamiento de información económico-financiera, falseamiento de cuentas, de estafa, de uso de información relevante y de impedimento de la actuación del organismo supervisor.

Tal y como había anunciado días antes, no presentó, en nombre de Sodesco, ninguna propuesta de consejo, y defendió que el futuro de Pescanova pasa por "nuevas personas, nuevas caras".

Sin embargo, consideró que en vista de la representación del capital en la junta resulta "imposible" pensar en una solución que vaya por la vía de la aquiescencia, al tiempo que lamentó que en los consejos de Pescanova de los últimos cinco meses hayan imperado "comportamientos lejos de lo deseable".

El exconsejero delegado y accionista de Pescanova Alfonso Paz Andrade calificó, por su parte, como "seriamente viciada" la propuesta de Damm, que "no es la que requiere la empresa".

Recordó que el presidente de Luxempart sigue siendo dueño de Pescahold, de la que Sousa es administrador, "algo que figura en la querella de la Audiencia Nacional", y "esto incapacita a ambos para formar parte" de un consejo que a su juicio requiere "sangre fresca, gente limpia, sin prejuicios".

Un portavoz de Cartesian contó que el presidente de este fondo de inversión, Peter Yu, está "estupefacto" ante el "fraude" desatado en Pescanova por una "suma de errores" de gestores, consejos, auditores, banca y reguladores.

Los mismos epítetos o similares empleó el abogado Joaquín Yvancos, autor de una de las querellas presentadas en la Audiencia Nacional, y que vaticinó más imputaciones tras la ronda de declaraciones del próximo mes.

Una pequeña accionista preguntó "cuántos" de los futuros consejeros "van a vivir en Vigo", ciudad del sur gallego próxima a la sede de la firma.

Esta intervención recibió la mayor ovación de los presentes, junto a otra protagonizada por un hombre de nacionalidad alemana residente en Andalucía que contó que adquirió títulos en base al "brillante informe" de la compañía en el ejercicio 2011.

De saber la realidad contable, dijo esta persona, no habría invertido "ni un centavo", y a continuación preguntó "dónde estaban los exconsejeros cuando se aprobó" ese balance.

Otro accionista se postuló "in voce" como consejero representante de los minoritarios, y hubo quien incluso propuso que antes de las votaciones le certificaran por escrito que ningún candidato estaba imputado ni procesado. EFE

jmr/am

Damm se hace con el control de Pescanova, que presidirá Juan Manuel Urgoiti