Xoán Guerreiro inaugura “Rexistros de silencio” en el Torrente Ballester

la calle real, pintada en 2013
|

La exposición “Rexistros de silencio. Guerreiro” se inaugura esta tarde, a las ocho, en el Torrente Ballester. Se trata de una muestra retrospectiva dedicada al pintor realista Xoán Guerreiro, con la que se establece además un diálogo entre “Afluentes 68”, que permanece abierta en el centro.

El artista lucense (nació en Xove en 1956) ofrece en esta colección una serie de obras nuevas, que no se habían expuesto con anterioridad, pero también creaciones anteriores, que permitirán al espectador contemplar su evolución desde sus comienzos hasta la actualidad.

La ciudad, el mar y las estaciones de tren son las tres áreas temáticas sobre las que se estructura la exposición, y así “se pone de manifiesto el cambio de registro y el tratamiento del color aplicado a cada uno de llos, ofreciendo la oportunidad de reconocer las similitudes y diferencias de un método genuino, que combina la fuerza poética con la precisión pictórica”, explican desde el Torrente. Destacan que Guerreiro crea “imágenes sinceras, nostálgicas, donde el paisaje gallego se vuelve tangible y reconocido, donde todos tenemos la certeza de encontrarnos ante situaciones ya experimentadas”.

La exposición está comisariada por Susana Donoso. En el catálogo, el propio artista reflexiona sobre su trabajo. Por ejemplo, por la casi total ausencia de figura humana a lo largo de su trayectoria. “No me sugería nada. Con mi trabajo busco representar en lo inerte algo que comunique. Quiero extraer esa presencia humana que queda oculta”.

Xoán Guerreiro inaugura “Rexistros de silencio” en el Torrente Ballester