Navantia fía en contratos sin cerrar el mantenimiento de toda su plantilla

Trabajadores y técnicos del astillero ferrolano junto a empleados de una compañía auxiliar, en el marco de la puesta de quilla de un AOR, en noviembre de 2017 | jorge meis
|

Navantia espera alcanzar una cartera de pedidos cercana a los 11.000 millones de euros en los próximos años, según el plan estratégico de la compañía, que propone mantener carga de trabajo en todos los centros, según la empresa, y de la que se hace eco la agencia EFE.
Para ello, pretende incrementar los ingresos ejecutando los programas en vigor, impulsando la contratación en los ámbitos militar nacional y de exportación, y desarrollando modelos de negocio con mayor valor añadido.
Directivos de Navantia y de SEPI -grupo empresarial del que forma parte- han celebrado hoy con representantes de los sindicatos la segunda reunión de la mesa del Plan Estratégico 1018-2022, un encuentro que se ha centrado en los primeros pilares del documento: el Comercial (ingresos) y del de Eficiencia Operativa y Astillero 4.0.
El tercer pilar, el correspondiente al rejuvenecimiento de la plantilla, incorpora un plan de formación y un nuevo marco laboral que permita el desarrollo de un convenio único flexible y competitivo.

Eficiencia y viabilidad
Con esos ejes, dicho plan se propone como objetivo reformar la eficiencia y la viabilidad de la compañía, potenciando su impacto sobre las áreas económicas donde se ubican sus astilleros.
La estrategia de eficiencia operativa persigue mantener el nivel de ocupación en todos los centros, impulsada por un nuevo ciclo inversor del Ministerio de Defensa y los avances en la internacionalización de la compañía, especialmente en Arabia Saudí y Australia.
La primera línea de actuación, asegura Navantia, será atender las necesidades de la Armada Española mediante la consolidación del programa de submarinos S-80, la construcción de fragatas F-110, el buque BAM, grandes carenas de los submarinos y un buque de transporte de material.
Además, la empresa impulsará la actividad en el ámbito militar de exportación, para lo cual se propone conseguir contratos con Arabia Saudí y Australia y la consolidación de su presencia internacional.

Nuevos modelos de negocio
El plan prevé también que Navantia incrementará la venta de servicios y fomentará nuevos modelos de negocio que presenten mejores márgenes e ingresos estables en el tiempo. Reparaciones, apoyo al ciclo de vida y transferencia de tecnología serán los principales objetivos.
El plan de eficiencia operativa busca mejorar los márgenes, potenciando la eficiencia de la empresa mediante la reducción de costes y la optimización de los procesos.
Otro punto clave será potenciar la transferencia de los astilleros a partir de la digitalización como herramienta fundamental de sus procesos, productos y modelo de negocio, modernizando las instalaciones para los nuevos programas (Astillero 4.0).

Navantia fía en contratos sin cerrar el mantenimiento de toda su plantilla