Oro y buenas sensaciones para Javier Gómez Noya en Australia

Diario de Ferrol-2019-02-18-036-fce20516
|

Con el billete para la disputa del Campeonato del Mundo de medio ironman ya en el bolsillo solo finalizar, el ferrolano Javier Gómez Noya hizo frente a su primera prueba de 2019 con objetivos mucho más ambiciosos que este. Hacerse con la victoria y, especialmente, comprobar cuáles eran sus sensaciones tras la pretemporada llevada a cabo entre tierras australes y España. 

Y el ferrolano alcanzó ambos objetivos de manera muy satisfactoria en la cita Ironman 70.3 de Geelong, en Australia. Gómez Noya cruzó la línea de meta de esta competición con un tiempo de 3h45, con casi cuatro minutos de renta sobre un Josh Amberger que protagonizó la gran remontada de la competición australiana. Precisamente, la baja de última hora del campeón en las ediciones de 2017 y 2018 dejaba a ferrolano y australiano como principales candidatos al triunfo, y ambos cumplieron estos pronósticos. Amberger fue, precisamente, el primero en salir del agua tras los casi dos kilómetros de natación, seguido por Gómez Noya, Franklin, Munro, Bell y Davy, aventajando en casi minuto y medio al grupo perseguidor

De cara a hacer frente a los 90 kilómetros de trazado ciclista, Amberger tuvo un problema mecánico que lo relegó casi dos minutos respecto a estos triatletas de cabeza. Mientras, el ferrolano lideraba este grupo cabecero entre los que parecía que se iba a disputar la victoria de este medio ironman. 

En la carrera a pie, con medio maratón por delante, el pentacampeón ferrolano lideró prácticamente desde el inicio, tras recortar una mínima ventaja con la se había hecho el neozelandés Matt Franklin, sumando, además, un “colchón” de más de 30 segundos cuando había cubierto 3,5 de los 21 kilómetros de distancia. Gómez Noya firmó además el mejor tiempo parcial de este tramo –1h11:00–, si bien el gran protagonista fue el australiano Amberger, segundo clasificado. Una posición que, además, le dio el billete para el Mundial, toda vez que el ferrolano ya lo tenía tan solo con cruzar la línea de meta. “La victoria no era el gran objetivo, sino las sensaciones, y estas han sido muy buenas”, comentaba el departamental una vez finalizada la competición.

Gómez Noya continuará trabajando hasta finales de marzo en Nueva Zelanda, en donde hará frente a dos nuevas citas. Una de ellas el 31 de ese mismo mes en la Copa del Mundo de New Plymouth de distancia sprint, mientras que la segunda podría ser una nueva cita del trofeo mundial en Asutralia o un triatlón en Nueva Zelanda de cara a no perder días de trabajo con el viaje.

Oro y buenas sensaciones para Javier Gómez Noya en Australia