El Cidade de Narón renuncia a luchar por el ascenso

Futbol Sala - Cidade de Naron - Universidad Valladolid
|

 A pesar de que, como campeón, el Cidade de Narón obtuvo la clasificación para disputar la fase de ascenso, la entidad amarilla ha decidido renunciar a este privilegio ante los recientes cambios impuestos desde la Federación Española de Fútbol en el sistema de competición de este último tramo del campeonato. En su afán por aumentar el número de equipos que darán el salto a Segunda, el ente federativo decidió a última hora modificar su planificación de tal forma que los campeones de los seis grupos dirimirían una primera eliminatoria en la que los ganadores lograrían el ascenso directo. A mayores, habrá dos vacantes más que se repartirán los tres perdedores tras tener que hacer frente, en el peor de los casos, a dos nuevas eliminatorias.
Este nuevo sistema de competición supondría un desembolso extra para los equipos que no consiguiesen el ascenso en primera instancia, algo que el Cidade de Narón no está dispuesto a asumir, de ahí su renuncia. Según lo estipulado por la Federación, tras su rechazo, los otros cinco implicados ascenderían de forma directa y, en el caso de que hubiese más de una renuncia, se recurriría a los mejores segundos para completar las plazas.
Por eso, el que hoy disputará en el pabellón de A Gándara será su último partido de liga. Los pupilos de Javier Albes recibirán al Pizarras Tres Cuñados –18.00 horas– con un sentimiento agridulce, pues su magnífica temporada y su condición de campeón de la liga regular no tendrán la recompensa esperada. Con todo y con eso, y precisamente con la intención de homenajear a la afición tras una campaña tan exitosa, el equipo se ha conjurado para despedirse con un triunfo que lo ratifique como el gran dominador de la competición.
Para la contienda, Albes tendrá a todos sus jugadores disponibles a excepción del meta Arrivi, que se cae de la convocatoria. Su lugar lo ocupará el portero juvenil Ángel.

El Cidade de Narón renuncia a luchar por el ascenso