El Real Madrid no pasa del empate en La Rosaleda y se despide de la Liga

Kameni celebra con una voltereta el tanto de su compañero Albentosa reuters
|

 

El Real Madrid se despidió, casi de forma definitiva, del título de Liga, tras empatar (1-1) ante el Málaga en La Rosaleda en un partido en el que Cristiano Ronaldo marcó el tanto blanco y erró un penalti, y los blancos volvieron a mostrar su peor versión fuera de casa, lo que le aleja hasta 9 puntos del liderato del FC Barcelona.

El conjunto blanco llegaba a la capital de la Costa del Sol con la imperiosa necesidad de sumar tres nuevos puntos fuera de casa que le permitieran mantenerse en la pelea por el campeonato doméstico con Barça —que este sábado se ponía a 10 puntos tras vencer (1-2) a Las Palmas— y un Atlético a tan solo 1 punto.

El encuentro comenzó con un Málaga muy ordenado, que dificultaba las llegadas de los merengues a la meta de Kameni. Tan solo Jesé —novedad en el once inicial tras la baja de última hora de Benzema por dolencias en su espalda—, y el exmalaguista Isco gozaron de buenas oportunidades para adelantar a los suyos en el marcador.

Pero si alguien pudo hacer el primero de la tarde, ese, sin duda, fue Juanpi. El mediocentro aprovechó una pérdida absurda de Kroos en el centro del campo para plantarse solo ante Navas. Pero se confió y acabó perdonando.

A continuación Ronaldo cabeceó de espaldas a portería, y en clarísimo fuera de juego, un balón de Toni Kroos en una jugada a balón parado para sumar su gol número 22 en Liga esta temporada y meter presión a Luis Suárez (24) en la lucha por el ‘Pichichi’.

En la siguiente jugada pudo resolver el encuentro el conjunto merengue, de no haber sido por un Kameni que resultó de nuevo salvador. Weligton cometió un penalti sobre el propio Cristiano, pero esta vez el luso no estuvo acertado. Bien por mérito del guardameta o por demérito del atacante, el camerunés adivinó las intenciones del ‘7’ y le paró una pena máxima por segunda vez en su carrera.

Los blanquiazules aprovecharon la parsimonia que estaban mostrando los blancos en la segunda parte para poner la igualada. De central a central, Welington la puso perfecta para el gol de Albentosa.

El Real Madrid no pasa del empate en La Rosaleda y se despide de la Liga