El alcalde confirma que la renta social municipal se pagará directamente al beneficiario

|

La renta social municipal, la promesa estrella de la Marea durante las pasadas elecciones, aún no cuenta con una ordenanza que la regule. Según ha prometido el alcalde Xulio Ferreiro, la medida se pondrá en marcha en cuanto la Xunta publique un decreto ya aprobado que permitirá a los Ayuntamientos dar ayudas directas a los vecinos, y no, como se venía haciendo hasta ahora, limitarse a pagar a los proveedores de servicios como el agua o la luz.

De acuerdo con Ferreiro, la consellería de Política Social tiene “plans de dar instrumentos aos concellos para que poidamos realizar este tipo de actuacións”. En concreto, de acuerdo con el alcalde, la Xunta ha aprobado un decreto “aínda non publicado no DOG” que permitirá a los ayuntamientos dar ayudas directas a los vecinos. De acuerdo con las fuentes del Ayuntamiento, el decreto se publicará “a principios de maio”.

El Gobierno local está esperando a la publicación del decreto para emitir la ordenanza de la renta social, pues permitirá “axilizar” la tramitación y justificación de la renta. Si la ordenanza se aprueba en el pleno antes de que haya un decreto de la Xunta respaldándola, teme Ferreiro, se podría “ter que modificar ao mes seguinte” el reglamento.

El grupo municipal del Partido Popular argumentaba que la entrega de una renta social directa a los perceptores sale fuera de la legalidad, y que el borrador que les propuso la Marea no se diferencia de las ayudas que el Ayuntamiento ya proporciona a los ciudadanos que sufren dificultades económicas.

De acuerdo con Ferreiro, el Gobierno gallego va a dar respaldo legal a la opción preferida por el Ayuntamiento, pero, aunque no lo prestase, el Ayuntamiento apostaría por dar dinero directamente a los perceptores: “renda social vai ser, de todas todas”, señaló el alcalde.

El Gobierno local afirma que ya ha redactado un nuevo borrador de la renta y que se lo ha suministrado a los grupos de la oposición en la última reunión de la comisión que estudia estas cuestiones. El BNG confirma que tiene un nuevo modelo de reglamento que “nos gusta máis” que el presentado originalmente a finales del año pasado.

En su programa electoral, la Marea se comprometía a crear una renta social dotada con tres millones de euros anuales. En su propuesta de presupuestos para este año, el Gobierno local incluyó una suma menor para 2016, de 2,7 millones. Ferreiro considera que esta cantidad será “suficiente” para cubrir los pagos que se puedan producir “a estas alturas do ano”, en el que la renta solo empezará a suministrarse, con suerte, en el segundo semestre.

Por otra parte, la renta debería tener un presupuesto indefinido para no dejar excluido a ningún ciudadano que cumpla los requisitos para percibirlo. El alcalde aclaró que no se puede incluir ninguna partida en los presupuestos por una cantidad indefinida, pero señaló que la dotación se recalculará para el año que viene y se podrán hacer ampliaciones a lo largo del año, aunque “dependerá” del respaldo político que consiga el Gobierno local para efectuarlas.

El alcalde confirma que la renta social municipal se pagará directamente al beneficiario