La dirección de Citroen en Vigo destaca el escaso seguimiento de la huelga

Un cartel colocado delante de la fábrica durante la huelga de julio | archivo ec
|

La huelga convocada ayer en la factoría de PSA Peugeot Citroen en Vigo fue secundada por “cuatro personas” de las “15 que acudían obligatoriamente para compensar la bolsa de horas”, según fuentes de la empresa.

El paro de ayer estaba convocado por los sindicatos CIG y CUT que, a través de un comunicado, cargaron contra la dirección de la fábrica, a la que acusan de enviar a los empleados “comunicaciones intimidatorias y contrarias a los derechos fundamentales de huelga y libertad sindical”.

Debido a este motivo y sumado a que “los trabajadores del sistema 2 en el día de hoy están de adecuación de jornada realizando puente” y que “todos” los empleados en su conjunto están “perfectamente informados de los motivos que justifican la convocatoria de huelga”, los sindicatos acordaron no llevar a cabo piquetes informativos en la mañana de ayer, como ya informaron el pasado viernes.

Ayer tuvo lugar la primera de las jornadas de huelga convocadas por los sindicatos CIG y CUT en la factoría de PSA Peugeot Citroen de Vigo, que llamaron a hacer paros todos los sábados de octubre y noviembre para denunciar las “altas” y “abusivas” cargas de trabajo y ritmos de producción en la fábrica viguesa.

Por su parte, fuentes de PSA en Vigo señalaron que el turno del sábado “está compuesto por algo más de 1.000” personas, de las que “solo 15” acudían en esta jornada “obligatoriamente para compensar bolsa de hora” y que el resto “son voluntarios”. Así las cosas, aseguran que la convocatoria de huelga fue secundada por “cuatro personas” de estas 15 que debían acudir obligatoriamente a la factoría viguesa.

La dirección de Citroen en Vigo destaca el escaso seguimiento de la huelga