El Villanovense, último escalón a los “grandes”

|

El Villanovense será el rival que el Racing tenga que superar para enfrentarse a uno de los “grandes” del fútbol español –o los que juegan en la Liga de Campeones (Barcelona, Madrid, Atlético de Madrid, Valencia y Sevilla) o los que están participando en la Europa League (Villarreal y Athletic de Bilbao)–. El sorteo de la tercera ronda de la Copa del Rey, celebrado ayer en la sede de la Federación Española, en Las Rozas, determinó que el cuadro extremeño sea el rival del ferrolano en una eliminatoria que se jugará a un solo partido, el próximo 14 de octubre, en el campo Romero Cuerda de la localidad pacense de Villanueva de la Serena.
En cuanto al aspecto futbolístico, el sorteo emparejó al Racing con un equipo que la temporada pasada disputó la fase de ascenso tras acabar en la cuarta plaza la liga regular del grupo IV –fue eliminado por el Athletic B, que al final acabó ascendiendo, en la primera ronda de la promoción, tras haber ganado el partido que se jugó en su feudo–. Esta campaña, la escuadra que dirige Javi Cobos ha empezado la competición de una manera más discreta y en la actualidad ocupa la novena plaza de la clasificación en el mismo grupo de la categoría de bronce del balompié nacional.
La presencia en sus filas de jugadores como el centrocampista gallego Anxo, que vive su quinta temporada en las filas del cuadro extremeño, da cuenta de la capacidad de un rival que se mostró la pasada campaña como un bloque muy sólido. En esta ocasión pretende, a partir de esa característica, clasificarse entre los cuatro primeros de la liga regular y, de paso, llegar lejos en la Copa.

DESPLAZAMIENTO
La peor noticia del sorteo para el Racing fue tener que disputar la eliminatoria lejos de A Malata. Además, el emparejamiento obligará al equipo ferrolano a acometer un largo desplazamiento a Villanueva de la Serena (alrededor de 800 kilómetros) para jugarse a partido único el pase a los dieciseisavos de final.
Será un viaje posterior a la celebración de la octava jornada liguera –en la que el cuadro verde recibirá al Valladolid B– y anterior al viaje a León para enfrentarse a la Cultural. Así que el Racing espera que la participación en el torneo de KO no influya en su devenir en la liga y pueda estar preparado para todos estos partidos. Será la manera de que el cuadro verde consiga enfrentarse a uno de los trasatlánticos que hay en el fútbol nacional.

El Villanovense, último escalón a los “grandes”