Cuenta atrás para construir el nuevo aparcamiento público de 165 plazas

La parcela donde se localizará el nuevo estacionamiento se encuentra en el barrio de Canido, con comunicación por la calle Alegre y Doctor Rey Romalde | jorge meis
|

Del mismo modo que no hubo marcha atrás en la clausura del estacionamiento subterráneo de la plaza de Armas –que contaba con más de 100 plazas útiles– ahora parece que tampoco lo habrá para la adaptación de la parcela de la calle Alegre de Canido como aparcamiento alternativo y de carácter gratuito para paliar la disminución de zonas para vehículos.

La contratación de las obras de acondicionamiento de esta parcela salió ayer a licitación y el plazo para la presentación de ofertas concluye el próximo 13 de febrero. Una vez adjudicada la intervención, la firma contará con un plazo de tres meses para convertir lo que hoy es una zona verde, en desuso y de propiedad privada, en un aparcamiento gratuito y público, con cabida y delimitación de espacios para coches, motos y bicicletas.

Convenio
La adecuación de esta parcela nace de la decisión del ejecutivo local de establecer una medida compensatoria y demandada por los ciudadanos a la reducción de estacionamientos con el cierre del parking de Armas, que había concluido su vida útil.

La actuación se enmarca, además, en la estrategia para fomentar el uso peatonal del barrio de A Magdalena, casco histórico de la ciudad naval, por lo que un aparcamiento disuasorio retiraría coches del centro permitiendo, al mismo tiempo, llegar a la ciudad y estacionar a una distancia considerada como aceptable para realizar compras o paseos por el centro.


Este nuevo parking público nace con la idea de absorber los vehículos que acceden al centro de la ciudad por la zona norte –desde Catabois, Xoane, etc– y como filtro disuasorio para evitar el acceso de vehículos al casco histórico.
La construcción del aparcamiento se realizará en una parcela que contaba con edificaciones ruinosas y espacios en desuso por lo que mediante un convenio firmado por los herederos de la propiedad y el Concello se dispuso el acondicionamiento provisional como espacio libre para uso público.


Entre las obras que se llevarán a cabo en la zona de cara a acondionarla cumpliendo medidas de salubridad y seguridad se encuentra el desmontaje de un portón existente y apertura de una entrada de acceso en la calle Alegre, del barrio de Canido así como la demolición de dos edificaciones existentes en el interior de la parcela y el tapiado de huecos de otras que lindan con esa parcela y que son de la misma propiedad.


También se efectuarán los desbroces pertinentes y la apertura de un hueco de paso en el muro de piedra existente hacia la calle Rey Romalde, así como la retirada de bolardos y rebaje de la acera y apertura de un vial, que ya se encuentra recogido en el PXOM, para acceso al aparcamiento.


Una vez acondicionada la parcela se procederá a convertirla en un parking con la pavimentación con suelo de terrizo aglomerado de vidrio reciclado en acabado marrón o naranja, para diferencias tráficos; recogida de pluviales y conexión a la red; señalización horizontal y vertical; colocación de delimitadores de plazas –se usarán correas de pino– plantación de arces americanos, aparcabicis y puertas de cierre del aparcamiento así como la instalación de la iluminación pública.


El proyecto que está previsto ejecutar sufrió una modificación con respecto al presentado inicialmente para conservar una zona ajardinada en el interior de la parcela.


El valor del contrato está fijado en 124.402 euros y el plazo de presentación de ofertas concluirá el día 13, mientras que el de ejecución es de tres meses.

Cuenta atrás para construir el nuevo aparcamiento público de 165 plazas