La Fiscalía archiva la denuncia por las licencias de la urbanización de O Baño

|

El fiscal jeje de Área de Ferrol, Román Ruiz Alarcón, acaba de archivar las diligencias abiertas a raíz de la denuncia presentada por la concejala disidente del BNG, Mónica Fernández Linares –en la actualidad, en el grupo mixto– y el presidente de Nuevas Generaciones del PP de Mugardos, José Miguel Mahía, en las que advertían de ilegalidades en las licencias concedidas por el Concello a la inmobiliaria Mahía para la urbanización de O Baño.
El fiscal señala en su decreto de archivo que, los informes eleborados por el secretario, la tesorera-contable y la arquitecta municipal, “ponen de manifiesto que la actuación se ajustó aparentemente a la normativa aplicable, sin que se aprecie irregularidad alguna de la que pueda deducirse la perpetración de infracción penal”.
Las diligencias habían sido incoadas por la Fiscalía el día 13 de enero de este año, a raíz de la citada denuncia, en la que se estimaba que los hechos relativos a la obtención de las licencias y a la ejecución de las obras en el Plan Parcial de O Baño podían ser constitutivos de varios delitos por parte de las autoridades y funcionarios municipales y por los representantes de la empresa afectada. Se mencionaban, concretamente, delitos de prevaricación, negociaciones prohibidas, tráfico de influencias y falsedad.
Para el esclarecimiento de los hechos, el fiscal jefe solicitó un informe al Concello de Mugardos. La respuesta se recibió el pasado 19 de febrero y, tras el análisis de la misma, se resolvió el archivo, si bien los promotores de la denuncia podrán reiterarla ante el juez de instrucción.

Corrección de errores
En los informes remitidos por el Concello de Mugardos a la Fiscalía se justifican algunos de los extremos recogidos en la denuncia. Así, el representante del Ministerio público señala que quizás el más llamativo fuese el cambio de criterio entre los informes de la arquitecta municipal de fechas 14 de abril de 2010 y 30 de noviembre de 2012, que, según se explica, respondió a la corrección de un error de interpretación sobre los límites de altura aplicables, que no eran los generales del PXOM sino los específicos del Plan Parcial de O Baño, “sin que conste relación alguna entre ese cambio de criterio y las reuniones con los representantes de Ucisa, ni con el ingreso de 380.000 euros en una cuenta del Concello de Mugardos”.
Se añade que la suspensión de las obras propuesta por la arquitecta municipal en el primer informe no era debida al aparente incumplimiento de las alturas máximas, sino a obras ejecutadas en terrazas y sótanos que posteriormente fueron corregidas, además de precisar que las supuestas alteraciones de CIF son simples errores materiales susbsanables. Por último, se señala que el ingreso de 380.000 euros en la cuenta municipal y la devolución de dos avales de 180.303 euros fue debido a un cambio en la forma de la constitución de las garantías para las obras de urbanización. n

La Fiscalía archiva la denuncia por las licencias de la urbanización de O Baño