La auxiliar de limpieza Maynfer despidió ayer a los últimos treinta trabajadores que tenía en Ferrol

|

La empresa Maynfer, una veterana auxiliar de Navantia dedicada a la limpieza en los barcos, entregó en la mañana de ayer cartas de despido a sus últimos treinta trabajadores en Ferrol. La firma, que llegó a contar con unos 130 operarios en los astilleros públicos de la ría, asume el compromiso de reincorporación en el caso de que retorne la actividad.
Maynfer deja en Ferrol apenas uno o dos empleados para mantener la estructura de la firma, cuya sede está en Cádiz, y poder concursar a las licitaciones del flotel de Pemex, la única construcción a la vista en los astilleros de la ría. Los empleados de la firma en la zona habían ido encadenando diferentes expedientes de regulación rotativos en los últimos tiempos hasta que se ha agotado por completo la actividad. El LHD “Adelaide”, que abandonó Navantia en diciembre pasado, fue el último buque en el que trabajó Maynfer.
La empresa tiene una antigüedad de unos 18 años dentro de los astilleros públicos. Según el acuerdo alcanzado con los trabajadores, estos no reclamarán de momento la liquidación de sus finiquitos a la espera de que pueda producirse la reincorporación. Entre los treinta despedidos hay once que están en la lista de los acuerdos de garantías suscritos entre el comité de Navantia y la dirección en el año 1999.

electrorayma
Prueba de que el sector naval en Ferrol sigue en caída libre es también la solicitud del concurso de acreedores por parte de Electrorayma, una de las firmas más sólidas de este ámbito y que mantiene todavía una plantilla de 170 personas en situación de ERE suspensivo. La firma, dedicada desde 1990 a los sistemas electrónicos y centrada en sus primeras décadas en el sector naval, realizó un importante esfuerzo en innovación y diversificación que fructificó entre los años 2005 y 2009, con la entrada en destacados proyectos en el ámbito de la energía solar.
El gerente de Electrorayma, Manuel Villadóniga, comentó que es un momento difícil por la parálisis general que sufre el sector naval, no solo en la ría de Ferrol, y explicó que la firma se centra en estos momento en mantener su actividad comercial para lograr nuevos contratos.

La auxiliar de limpieza Maynfer despidió ayer a los últimos treinta trabajadores que tenía en Ferrol