Uno de cada cuatro hogares gallegos atraviesa una mala situación económica

|

Uno de cada cuatro hogares gallegos atraviesa una mala situación económica, según se desprende del módulo específico sobre bienestar de la encuesta estructural a hogares que publica el Instituto Galego de Estatística (IGE), correspondiente a 2014.

En concreto, un 25,16% de los encuestados ponen de nota entre 0 y 4 a la situación económica de su hogar, mientras un 41,56% la puntúan con un 5 o un 6. El 27,53% de los consultados otorgan un 7 o un 8 a este apartado, y el 5,75%, un 9 o un 10, de forma que la media arroja un 5,52 (aprobado).

En cuanto a la valoración media que los gallegos hacen del grado de satisfacción con su vida en la actualidad, se sitúa en 6,74 puntos, en una escala que oscila del 0 (nada satisfecho) al 10 (plenamente satisfecho). Además, el IGE destaca que el 59,82% de esta población puntúa su satisfacción con la vida actual en 7 o más puntos. Respecto a la nota que los gallegos dan a su vivienda, la media es de 7,18 puntos; al trabajo le corresponde un 6,71; al tiempo disponible para hacer lo que a uno le gusta, un 6,15; y a las relaciones personales, un 7,63.

El 3,04% de los gallegos de 16 o más años no contactó en el último mes con familiares que residían fuera del hogar. Sin embargo, el 44,02% habla con familiares por teléfono casi a diario y el 71,3% queda con familiares todos los días o por lo menos una vez a la semana.

El 57,33% de la población residente en la comunidad considera su estado de salud como bueno o muy bueno. Entre la población de 30 a 44 años solo el 3,23% considera su salud como mala o muy mala mientras que para los gallegos de 65 o más años este porcentaje sube hasta el 21,84%.

Para el 62,62% de la población gallega de 16 o más años, la salud no supone ninguna limitación para realizar las actividades habituales. No obstante, el 24,21% manifiesta que se encuentra limitado pero no de forma grave y un 4,75% está gravemente limitado.

El pasado año, 438.017 residentes en Galicia de 16 o más años manifestaron que necesitaban consultar a un médico o dentista y que no lo hicieron en el último año.

El principal motivo que señalan es que resulta demasiado caro (47,63 por ciento, un total de 208.620 gallegos). Otra de las razones que aducen (el 16,85 por ciento) es que no disponían de tiempo debido al trabajo u otras obligaciones.

Algo más de 237.000 gallegos de 16 o más años manifiestan que sufrieron un robo en los últimos 5 años, lo que supone en torno al 10% de la población gallega en ese grupo de edad.

Por otra parte, casi 300.000 gallegos, el 12,63 por ciento, se sintieron engañados por la compra de un producto o servicio. Respecto a la confianza en las instituciones, las que alcanzan una mayor puntuación son el sistema sanitario y las fuerzas y cuerpos de seguridad, con valores próximos a los 6 puntos.

En el otro extremo se encuentran el sistema político, con una confianza media de 1,8 puntos; la banca, con 2,39 puntos sobre un máximo de 10, y el sistema judicial, con 3,3.

Uno de cada cuatro hogares gallegos atraviesa una mala situación económica