El Obradoiro se lleva un duro choque ante el Murcia

Nacho Lllovet, que hizo una magnífica segunda mitad, fue uno de los más destacados en el conjunto compostelano | Xoan Rey
|

El Obradoiro salió victorioso de un duro choque contra el UCAM Murcia, resultado que les concede un cómodo colchón de tres victorias sobre las plazas de descenso, donde sí está el equipo ‘pimentonero’ al sufrir su octava derrota consecutiva.


Vasileiadis y Singler tiraron de galones y tomaron el testigo anotador de Sàbat, mientras que en el conjunto visitante brilló la hiperactividad de Rojas a ambos lados de la cancha y la destreza en la pintura de Cate, lo que propició un final igualado del primer período (23-20).

Dos aciertos exteriores, de Rudez y Doyle, sacaron del apuro a UCAM, aunque el verdadero motor de los visitantes en el segundo acto fue Booker, que mantuvo a su equipo en el partido con un surtido repertorio de acciones individuales.


La tónica no varió tras la reanudación, aunque el equipo visitante empezó a acusar la acumulación de faltas en sus jugadores, ya que Soko y Rudez se colocaron a una de la expulsión cuando un 2+1 de Llovet puso la máxima diferencia (58-48).


No frenó su intensidad pese a ello el equipo de Sito Alonso, que se colocó a cuatro puntos (62-58) a falta de dos minutos para el final del tercer cuarto apoyándose principalmente en el ímpetu de Doyle y en la pareja defensiva de interiores conformada por un todavía renqueante Mitrovic y Cate.

Con una rotación peculiar, sin anotadores de referencia, el Obradoiro reaccionó con triples de Simons y de Navarro. Una falta sobre este, a falta de tres minutos para el final, permitió a los locales irse once arriba (80-69).

Un esforzado palmeo de Singler fue enseguida contestado de 6.75 por Rudez desde el triple (82-72). La diferencia de trece puntos para el Obradoiro volvió al marcador a falta de dos minutos para la conclusión tras anotar Llovet dos tiros libres (85-72), y, aunque las canastas del UCAM mantuvieron el duelo abierto hasta el final, los de Moncho Fernández fueron capaces de cerrarlo sin más complicaciones.

El Obradoiro se lleva un duro choque ante el Murcia