Londres avisa de que el Brexit viene con subidas de impuestos y recortes debajo del brazo

|

El próximo 23 de junio se celebrará un referéndum para preguntar a los británicos si quieren que Reino Unido abandone la Unión Europea y por el momento los sondeos dan ventaja al Brexit, es decir, a los partidario de abandonar el buque comunitario. Ante este panorama, el ministro de Finanzas británico, George Osborne, convocó ayer una rueda de prensa en la que advirtió de que si Reino Unido abandona la UE, Londres introducirá un ajuste presupuestario, en forma de recortes y subidas de impuestos, por valor de 30.000 millones de libras.

Estas medidas incluyen elevar en dos puntos porcentuales el tipo del impuesto sobre la renta, hasta el 22%, e incrementar la carga impositiva sobre productos como el alcohol y los combustibles. Además, el gasto público en sanidad, educación y defensa podría verse reducido en un 2%.

“Puede que tengamos que incrementar la recaudación a través de una subida del impuesto sobre la renta o reduciendo el gasto en servicios públicos como la sanidad, la educación o el presupuesto de Defensa”, indicó Osborne en una entrevista, y añadió que el país “no tiene ningún plan” si decide abandonar la UE.

Así, avisó de que “en poco más de una semana” el país podría carecer de programa económico y enfrentarse a la inestabilidad financiera con años incertidumbre por delante, una situación que les obligaría a implantar recortes Sin embargo, un comunicado oficial de los partidarios del Brexit, firmado por 57 parlamentarios conservadores británicos entre los que se encuentra el exministro de Trabajo y Pensiones Iain Duncan Smith, acusó a Osborne de estar amenazando con castigar a los votantes a pocos días para que tenga lugar el referéndum.

Con el objetivo de remontar las encuestas, el primer ministro de Reino Unido, David Cameron, participa hoy en un acto en favor de la continuidad del país en la Unión Europea en Gibraltar. Es la primera visita al Peñón de un jefe de Gobierno británico desde 1968. En este viaje Cameron estará acompañado por el ministro principal gibraltareño, Fabián Picardo, quien ya advirtió en numerosas ocasiones de los riesgos del Brexit. “Se trata de un momento histórico que demuestra el compromiso que Cameron ha mantenido hacia Gibraltar desde que fue elegido por primera vez”.

  El Gobierno español ya se quejó en mayo de la visita realizada a Gibraltar por el ministro de Exteriores británico, Philip Hammond, en apoyo a Gibraltar. No obstante, España no convocó entonces al embajador británico, algo que sí sucedió en otras polémicas anteriores.

Londres avisa de que el Brexit viene con subidas de impuestos y recortes debajo del brazo