El viaducto sobre A Malata contará con cinco apoyos y cinco arcadas metálicas

Recreación virtual del viaducto ferroviario que cruzará la ensenada de A Malata desde el muelle Fernández Ladreda hasta el túnel de Brión | infografía: i.E.
|

Tras el desbloqueo la pasada semana de la obra del tren a Caneliñas, después de desestimarse el recurso de Acciona Infraestructuras contra la adjudicación de la obra a la UTE de Copasa, Ogmios y Geotúnel, el proyecto sigue superando los trámites necesarios para cumplir con los plazos establecidos.

Así, el BOE acaba de publicar la declaración urgente de ocupación de las parcelas afectadas y la expropiación derivada de las obras del ferrocarril al puerto exterior. En total, serán 23 parcelas que ocupan una superficie de 70.506 metros cuadrados, en su gran mayoría con matorral, prados o eucaliptos. Solo un 0,12% (130 metros cuadrados) corresponden a terrenos edificados. Los cálculos previos del Puerto estimaban en unos 326.000 euros la partida reservada para estos trámites.


Además, existen dos zonas que afectan a terrenos propiedad de la Autoridad Portuaria, –no se consideran expropiaciones– en concreto, los 7.055 metros cuadrados que se disponen en el dique Cerramiento Norte, antes del estribo del puente que cruza la ría, y los 836 dispuestos en el Puerto Exterior, a la salida del túnel.

Cruce de la ría
El Puerto también hizo público recientemente el modelo de viaducto elegido para salvar la ensenada de A Malata. La Dirección General de Ferrocarriles, que fue la entidad encargada de tomar esta decisión, optó por una estructura de arcos metálicos triangulados que se apoyará en el lecho marino con 5 pilares, de los 18 de los de que consta toda la estructura ferroviaria hasta el túnel.

Tal y como adelantó el presidente de la Autoridad Portuaria, José Manuel Vilariño, una de las obras de compensación que se incluyen en este proyecto es una pasarela peatonal de 3 metros de ancho que conectará los paseos marítimo de A Malata y de A Cabana, que servirá, además, para dar servicio a los vecinos tanto de esta última zona como de A Graña. Esta zona de paseo contará con una barandilla por la zona exterior y una valla antivandálica que delimita con la plataforma.

Según explicaron los responsables del Puerto, el canal de navegación entre los apoyos tendrá durante la pleamar una altura de más de 9 metros hasta la plataforma ferroviaria, suficiente para el tipo de embarcaciones –con poco calado– que puede navegar por esa zona de la ensenada. Además, recordaron que de los 5,80 metros que tiene la estructura, 280 discurren sobre el muelle Fernández Ladreda y 299 corresponden al cruce de la ría. Su ancho será de 7,9 metros sin contar la pasarela peatonal.

Desde el ente portuario ya avanzaron que en las próximas semanas podría formalizarse el contrato, lo que dejaría el inicio de las obras para el mes de junio.

Siguiendo con los trámites administrativos, el próximo 18 de mayo la mesa de contratación conocerá las ofertas económicas para el contrato de asistencia técnica para la dirección y asesoría ambiental de las obras, que durarán 46 meses.

El viaducto sobre A Malata contará con cinco apoyos y cinco arcadas metálicas