El flotel construido por Navantia para Pemex abandonará el astillero el próximo martes

El flotel permanece amarrado en Fene | d. alexandre
|

El buque flotel “Cerro de la Pez”, construido en las instalaciones de Navantia Ferrol para la empresa mexicana Pemex, tiene previsto zarpar de manera definitiva del muelle de reparaciones de Fene, en donde permanece amarrado desde hace más de un año, el próximo martes, 8 de mayo.
Un buque que ya fue recepcionado por la empresa petrolera el 10 de febrero de 2017 y que desde entonces permanecía amarrado a puerto a la espera poder comenzar a operar como un hotel flotante para dar servicio a los operarios de plataformas petrolíferas. Fuentes del astillero confirmaron que el destino de la nave es el país centroamericano, ya que el propietario lo ha puesto a la venta, aunque que por el momento la operación no ha fructificado.
El buque “Cerro de la Pez”, que fue bautizado para su botadura como “Orgullo Petrolero” y posteriormente modificada a su actual denominación, fue fruto de una negociación entre el presidente la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, con Pemex, en donde posteriormente entraría también en escena las compañías Navantia y Barreras. El contrato de construcción fue firmado el 19 de septiembre de 2012 entre la sociedad PMI Norteamércia SA y la empresa naval publica española, al mismo tiempo que se fraguaba otra firma para la construcción de una segunda unidad gemela en los astilleros vigueses de Barreras.
Pero no fue hasta el 28 de agosto de 2015, tras varios retrasos en los plazos constructivos, cuando tuvo lugar la botadora de este buque. En de febrero de 2017 Navantia hizo la entrega oficial del Buque de Apoyo a Plataformas a Pemex, tras realizar de manera satisfactoria las pruebas de mar. Meses más tarde viajó al puerto marroquí de Tánger, en donde navegó por aguas internacionales, tras atravesar aguas portuguesas, y hacer combustible en dicha ciudad del norte del continente africano, para posteriormente regresar a la ría de Ferrol, en una travesía enmarcada en el proceso realizado por el armador para poder recoger la bandera. l

El flotel construido por Navantia para Pemex abandonará el astillero el próximo martes