El plan de mercados se ensayará en las plazas de abastos en mayo

|

Los mercados del presente y del futuro son cada vez en mayor medida espacios de compra de productos frescos pero también lugares de ocio relacionados con la gastronomía. Así lo entiende al menos la concejalía que coordina Felipe Sas, desde la que se trabaja en un plan para revitalizar las plazas de abastos de Ferrol que se inspira en proyectos que se desarrollan ya en ciudades vecinas como A Coruña o Santiago. Su idea, que ha trasladado a los placeros de Caranza, Recimil y A Magdalena a lo largo de diversas reuniones, es la de poner en marcha medidas que consigan atraer a más personas hacia estos centros. Eso pasaría por ofrecer actividades, diversificar la oferta en los puestos, ampliar horarios, el reparto a domicilio o la creación de una página web y, en general, un plan de comunicación que divulgue todo lo que ofrecen las plazas de abastos. También se quiere unificar la estética de los puestos o incluso instalar sistemas que cuenten el número de entradas en los mercados para así poder evaluar el impacto real de las medidas que se tomen.
El plan de mercados se probará de forma experimental durante un mes, en mayo. Se realizarán actividades en las tardes del viernes y del sábado orientadas a niños y, en general, al público familiar. Con este motivo se ampliará el horario de atención al público.
La aplicación del plan de mercados se irá llevando a cabo según se contraste el éxito de estas propuestas y la disponibilidad de los placeros para llevarlas a cabo. Hay casos excepcionales, como el de Caranza, un mercado que está pendiente de que se inicie la anunciada obra de reforma que reordenaría la plaza y solucionaría las graves deficiencias del edificio. Los presupuestos de 2016, explica Sas, incluyen una partida para este fin.

agilidad
La intención del edil es también la de agilizar la tramitación para poder ocupar los puestos vacíos. El proceso para conseguir la adjudicación es tan farragoso que se ha llegado a tardar 14 meses antes de que los solicitantes pudiesen abrir sus negocios. Y no es por falta de demanda, puesto que hay solicitudes pendientes.

El plan de mercados se ensayará en las plazas de abastos en mayo