Los reyes inician sus vacaciones en Mallorca junto a sus hijas

|

Felipe VI transmitió ayer un mensaje de agradecimiento a Mallorca por permitir a la Familia Real pasar “unos días tan agradables” en una isla que “es un trozo de cielo en la Tierra” y confió en poder volver todos los años, tras posar junto a doña Letizia y sus hijas ante el Palacio de Marivent.

Los nuevos reyes recuperaron a última hora de la tarde la tradición de las sesiones fotográficas de la Familia Real en Marivent, interrumpida a partir de 2007, al posar para una nutrida representación de medios junto a sus dos hijas ante la escalera de entrada al palacio, con el fin de escenificar así su compromiso con Mallorca y Baleares.

Tras cambiar los cuatro su posición inicial, por iniciativa de don Felipe, para que los reporteros gráficos y de televisión pudieran trabajar con mejor iluminación en un atardecer nublado, los reyes y sus hijas se acercaron a los cerca de setenta informadores que habían acudido a Marivent, de 36 medios distintos, paras darles la mano uno a uno y agradecerles su presencia.

Los nuevos reyes, que llegaron el lunes a Mallorca, convocaron ayer a los medios informativos para esta sesión en Marivent con el deseo de mostrar, desde el primer momento de su estancia veraniega en la isla, que su intención es mantener el tradicional compromiso de la Familia Real con Baleares y su capital.

La princesa Leonor y la infanta Sofía iban vestidas con el mismo vestido con volantes y escote redondeado pero en diferentes colores, la primera en un tono aguamarina y la segunda en rosa. Además, llevaban unas llamativas sandalias de esparto con brillantitos. La reina lució un veraniego look combinando una sencilla camiseta blanca de manga corta con pantalones estilo pijama de original estampado en blanco y negro y sandalias planas doradas. n

Los reyes inician sus vacaciones en Mallorca junto a sus hijas