Damen se lleva los patrulleros y Navantia se ve favorita para las corbetas de Catar

Diario de Ferrol-2014-04-03-009-235df6e4
|

Los astilleros Nakilat, en Catar, propiedad de la compañía holandesa Damen, han resultado adjudicatarios del programa de construcción de seis patrulleros y un buque de apoyo para la Armada del emirato. La decisión confirma las informaciones que apuntaban a que finalmente aquel gobierno “repartiría” entre diferentes empresas europeas su ambicioso programa de construcciones navales militares y sitúa a la española Navantia como favorita para hacerse con el contrato de diseño y ejecución de cuatro corbetas.
Se trata de un encargo valorado en unos 800 millones de euros al que también aspiran franceses y alemanes, y cuya realización, en la situación actual de falta de ocupación en los astilleros de Cádiz y Ferrol, podría repartirse entre ambos centros de producción. Fuentes de Navantia confirmaron que existen serias expectativas de hacerse con el contrato y de que este se resuelva en breve. Señalaron, igualmente, que en este caso ha sido importante el apoyo institucional recibido, tanto por el interés que ha manifestado el Rey Juan Carlos ante el anterior emir, como por la presencia del secretario de Estado de Defensa, Pedro Argüelles, en la reciente feria Dimdex celebrada en Doha. De gran ayuda ha sido también, señalaron las mismas fuentes, la presencia en aquel puerto de la fragata “Cristóbal Colón” y del Buque de Acción Marítima “Meteoro” durante el citado evento. 
El proyecto del BAM es precisamente el que opta al contrato con Catar y su gran ventaja con respecto a los competidores franceses y alemanes es que se trata de un modelo construido y probado. La delegación militar que se encarga de la evaluación de las ofertas tuvo ocasión de subir a bordo y recorrer el “Meteoro” el pasado jueves, 27 de marzo, lo que Navantia interpreta como otro punto positivo de cara a la adjudicación.  

Otras ofertas 
En su reciente comparecencia en el Congreso, el presidente de la SEPI, Ramón Aguirre, citó precisamente las cuatro corbetas de Catar –ya no habló de los patrulleros, a los que también optaba– como una de las opciones comerciales “maduras” que tiene Navantia. Señaló también el programa de fragatas de Filipinas, en el que la compañía ha superado la primera criba con otros tres astilleros asiáticos, y el de Perú, donde la Armada quiere reemplazar la clase Lupo –son fragatas ligeras de 2.500 toneladas de desplazamiento–, si bien de momento no se ha convocado el concurso. n

Damen se lleva los patrulleros y Navantia se ve favorita para las corbetas de Catar