Manual para la remontada

2014-05-22 01:30:00
|

Al Racing, según pasan las horas, cada vez le parece menos descabellada la posibilidad de remontar los dos tantos de desventaja que se trajo del encuentro de ida de la eliminatoria que lo enfrenta al Gimnàstic de Tarragona. Los capitanes del equipo ferrolano, Pablo Rey, Antonio y Pumar, así lo admiten. Saben que es un reto complicado, pero dan unas pautas a seguir para lograrlo delante de una afición que va a responder al máximo a lo largo de los noventa minutos del compromiso para pasar a la segunda ronda de la lucha por ascender a la categoría de plata nacional.

un inicio fuerte
Presión e intensidad máxima desde el primer minuto
El Racing, desde el primer minuto, quiere hacerle ver al Gimnàstic que el partido de A Malata se le va a hacer muy largo. Por eso, como adelanta Pumar, “tenemos que salir a morder, ir a por ellos y apretar parar crear el mayor número posible de ocasiones”. Es decir, como amplía Pablo Rey, “se trata de salir como lo hicimos en todos los partidos de la liga regular”. Será esa la manera de que el cuadro verde aumente sus opciones de marcar un primer gol que, además de aportarle tranquilidad, aumentaría los nervios de la escuadra catalana. “Si ese tanto llega, el resto del partido va a ser un sufrimiento para ellos”, amplía el atacante ferrolano.
sin precipitaciones
Paciencia para evitar el peligro de la escuadra rival
El equipo ferrolano debe distinguir entre intensidad y precipitación, un aspecto que le puede costar caro. “El encuentro es muy largo y no podemos volvernos locos, porque si son ellos los que se adelantan en el marcador la cosa se complica”, apunta Antonio, lo que refrenda su compañero Pablo Rey al advertir de que “tenemos que jugar con paciencia porque así el gol va a llegar”. Por su parte, Pumar asegura que lo importante es huir de las prisas.

mantener el estilo
El toque, la manera de llegar hasta la portería contraria
El mismo estilo de juego que ha metido al Racing en la fase de ascenso a Segunda es el que lo puede llevar a la segunda eliminatoria de la promoción. “Es por lo que apostamos y de lo que estamos convencidos”, recuerda el central Antonio que, por eso, advierte de que sería contraproducente cambiar de estilo para intentar remontar. “Tenemos una manera de entender el fútbol... y de otra no sabemos jugar”, explica Pumar, que apuesta por llegar a la portería del contrincante a través del toque. “Sin abusar de la posesión, pero sí para generar las ocasiones”, dice el lateral.

agresividad
Hay que hacer ver al Nàstic que el partido no será fácil
No es probable que el Nàstic, a pesar de tener dos goles de ventaja, salga al terreno de juego de A Malata relajado. Pero, como recuerda Antonio, “si tenemos que dar un toque de agresividad porque se dejan llevar un poco, pues lo daremos”. Los tres capitanes están convencidos de que la escuadra catalana presentará los mismos argumentos que en el encuentro de ida –esperar al fallo del rival para sorprender después al contraataque–, así que el cuadro verde, como dice Pablo Rey, tratará de mantener un nivel de intensidad que impida que el rival se vaya arriba. “Esperamos conseguir que renuncien a atacar y se metan más atrás. Si ven que el Racing muerde y les aprieta, sabrán que no van a tener una eliminatoria fácil”, dice. Por su parte, Pumar confía en que el rival llegue a sentir miedo de que la eliminatoria se les va.

fe
Mantener la esperanza en conseguir la remontada
Creer en la remontada es cuestión de fe. Así lo define Antonio, que confiesa que “esta difícil... pero se puede sacar adelante”. De hecho, el central racinguista espera que el equipo ferrolano se encuentre un partido favorable como le pasó al Nàstic en el de ida, en el que se adelantó en el marcador con un gol en su primera llegada a la portería contraria. “No es suerte, pero a ver si a nosotros también nos favorecen las circunstancias”, asegura el jugador coruñés. Mientras, Pablo Rey recuerda que “claro que se puede; somos dos equipos de la misma categoría. Ellos jugaron sus bazas en el partido de ida, delante de su afición, y ahora somos nosotros los que lo vamos a hacer. Además, el equipo está capacitado de sobra para marcarle dos goles a cualquier rival, como ya lo hicimos contra el Oviedo o el Racing de Santander”, recuerda. De ahí que Antonio sostiene que “mientras que el encuentro esté 0-0, aunque falten diez, quince o veinte minutos, tendremos la oportunidad de marcar y pelear por la eliminatoria”.

Manual para la remontada