El Concello destina 15.000 euros a rebachear el Sánchez Aguilera

La actuación consistirá en el aporte de áridos compactados para tratar de eliminar los múltiples baches que hay en la explanada | d. alexandre
|

Los trabajos de reparación en el aparcamiento público de la explanada del acuartelamiento Sánchez Aguilera comenzarán esta misma semana con el objetivo de tenerlos finalizados antes de que comiencen las procesiones. Así lo anunció el portavoz del gobierno que preside Ángel Mato tras la Xunta de Goberno que se celebró en la mañana de ayer, tras el pleno extraordinario en el que sortearon las presidencias y vocalías de las mesas electorales para el domingo 5 de abril.

Ese mismo día, Domingo de Ramos, la intervención en el párking estará concluida, aseguró Reina, y en condiciones para dar servicio a las personas que se acerquen a la ciudad para disfrutar de las procesiones.

Con todo, el portavoz del ejecutivo local precisó que los trabajos, que consistirán básicamente en el aporte de áridos con compactación posterior para eliminar los numerosos baches que presenta la superficie de la explanada, están a expensas de recibir la autorización del Ministerio de Defensa, que es el propietario de los terrenos mientras no se firme un convenio de cesión –y que incluye muchos otros bienes desafectados en Ferrol– que en estos momentos se encuentra paralizado.

“Esperamos recibila esta mesma semana para comezar canto antes”, explicó Julián Reina, quien insistió que, en cualquier caso, la actuación estará lista para Semana Santa.

 

“Non é a solución definitiva”

La intervención tendrá un coste de 15.000 euros, es decir, un contrato menor. No es, reconoció Reina, “a solución definitiva, que polo de agora non contemplamos” –hasta el desbloqueo del convenio con el Ministerio de Defensa–, pero sí una medida provisional “que permita aos veciñas e veciñas, e tamén ás persoas que nos visitan, gozar da nosa Semana Santa”. Las obras tendrán una duración de dos semanas, según los plazos que maneja el gobierno local.

El Concello destina 15.000 euros a rebachear el Sánchez Aguilera