Iglesias sufre un escrache al grito de “vendeobreros” en su regreso a la Complutense

GRAF1165. MADRID, 04/03/2020.- Un grupo de personas interrumpen el acto del secretario general de Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, durante el debate sobre "Reaccionarismo y fascismo en el siglo XXI", en el que también
|

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, protagonizó un convulso regreso a la Facultad de Políticas de la Complutense, de la que saltó hace seis años a la primera línea de la política, ya que un grupo de jóvenes del colectivo “Frente Obrero” trató de reventar, al grito de “Fuera vendeobreros de la Universidad”, el debate en el que participaba con el exvicepresidente boliviano Álvaro García Linera.

Pocos minutos después de que Iglesias tomara la palabra, tras la extensa intervención que ha realizado el exmandatario boliviano, uno de los integrantes del citado colectivo interrumpió al líder de Podemos, preguntándole a gritos si no le daba “vergüenza hablar de fascismo”, cuando, según denunció, su formación es “la primera culpable” del “auge” de la extrema derecha.

 

“Fuera fascistas”

“Desahuciáis a la gente”, le increpó el joven, rodeado por otra treintena de integrantes de ‘Frente Obrero’, antes de que el resto del público reaccionara enfadado por la interrupción, con silbidos, abucheos y el grito de “Fuera fascistas de la Universidad”. En ese momento, el grupo que trataba de boicotear el acto ha respondido a su vez gritando “fuera vendeobreros de la Universidad”.

Tras el intercambio de consignas entre unos y otros, Iglesias tomó la palabra y pidió que se le entregara un micrófono para que pudieran tomar la palabra con normalidad y trasladarle sus demandas y protestas. “¿Podéis entregarle un micrófono a esos estudiantes?”, insistió el vicepresidente.

“Quiero escuchar vuestros argumentos. No hace falta gritar”, explicó o Iglesias, tras lo cual, el joven que encabezaba el boicot comenzó a exponer sus argumentos y, entre otras cosas, acusó a Iglesias y su formación de no estar “arreglando nada”, de ser una “izquierda decadente”, y de representar “a la putrefacción y no a los jóvenes obreros”.

“La solución es acabar con el capitalismo y acabar con vosotros”, sentenció.. En su réplica, Iglesias les avisó de que “la radicalidad que tiene uno no está en lo que dice sino en lo que consigue”, y les preguntó cuántos desahucios habían parado.

 “Acepto que nos llames traidores, vendidos al capitalismo, vendeobreros, pero a lo mejor no te viene mal escuchar lo que un modesto reformista está diciendo”, señaló el vicepresidente.

Iglesias sufre un escrache al grito de “vendeobreros” en su regreso a la Complutense