El PP reitera que bajará dos puntos el IRPF y promete exenciones fiscales

|

El presidente del Gobierno en funciones y del PP, Mariano Rajoy, prometió ayer que las medidas que presentan a las elecciones generales del 26-J son razonables, y aseguró que no inventarán “señuelos ni conejos para chisteras deslucidas”.

Lo dijo en el acto de presentación del programa electoral del PP en Barcelona en el que aseveró que las 26 medidas que propone el partido representan a la perfección las señas del PP: “Libertad de actuación, igualdad de derechos, deberes y oportunidades, y se centra en las personas”, y aseguró que son políticas que todo el mundo entiende y que dan respuesta a los problemas reales de los ciudadanos.

Rajoy afirmó que bajará el Impuesto de Sociedades porque “es el momento de hacerlo”, que los parados de larga duración que inicien un negocio no van a pagar IRPF los primeros dos años, y que promoverán que los contratos temporales pasen a fijos.

En el programa también se contempla que durante cuatro años estarán exentos los primeros 500 euros de cotización de los nuevos contratos indefinidos y de los temporales que se conviertan en fijos, que todo aquél que encuentre su primer empleo no pagará IRPF el primer año, y la extensión de la tarifa plana de autónomos y quienes inicien un negocio, que pagarán solo 50 euros al mes durante el primer año, entre otros.

Además, prometen bajar dos puntos el IRPF, el mínimo del 19 al 17%, y el máximo del 45 al 43%: “Los subimos para evitar la quiebra de España, pero, a medida que llega la normalidad al país, vamos a bajar el IRPF a los españoles una ve más”.

Según Rajoy, si el PP gana las elecciones mantendrá las políticas económicas, las reformas que se han hecho estos años para perseguir el “objetivo capital” del empleo, del que, en sus palabras, depende la tranquilidad de las personas y su capacidad de llevar a cabo sus proyectos vitales.

Rajoy aceptó que no siempre han hecho las cosas “bien”, pero argumentó que les tocó gobernar en una etapa muy difícil, y que los balances deben ser globales y generales, por lo que aseguró que el PP impulsará una medida para que los altos cargos que sean encausados por un delito de corrupción sean cesados cuando se les abra juicio oral. También dijo que reducirán los aforamientos de los cargos electos y que no concederán indultos a los condenados por corrupción.

El PP reitera que bajará dos puntos el IRPF y promete exenciones fiscales