Gómez Noya, de nuevo en el podio de Leeds

GRAF3015. PONTEVEDRA, 04/05/2019.- El pentacampe..n del mundo de triatl..n en distancia ol..mpica Javi G..mez Noya nuevo Campe..n del Mundo de Triatl..n de larga distancia, durante su participaci..n este s..bado en el Campeonato del Mundo de Triatl..n Mul
|

La cuarta prueba de las Series Mundiales que ayer se disputó en Leeds se presentaba con el reclamo de congregar a los “Siete Magníficos”, un septeto poblado de campeones del mundo y medallistas olímpicos. Acabada la competición, quedó claro que realmente hay un magnífico en el pelotón internacional y ese es el ferrolano Gómez Noya.

Da igual los años –acumula ya 36 a sus espaldas–, que haya estado un año alejado de la distancia olímpica, o que por encima de resultados su meta sea lograr la clasificación para los Juegos Olímpicos del Tokio. Gómez Noya sigue siendo un grande, quizás el que más, y ayer lo dejó de nuevo patente firmando la tercera posición, por detrás de Jacob Birtshistle y Matthew McElroy, en una competición tan dura como vibrante. Una carrera que supuso su segundo podio en sus tres participaciones en las Series Mundiales que acumula esta campaña y que lo catapulta a la cuarta posición del circuito.


El sudafricano Schoeman encabezó el pelotón a la salida de las aguas del lago Waterloo, un escenario en el que Mario Mola volvió a dejarse todas sus posibilidades de triunfo. El segmento de natación sirvió también para que se conformase un grupo en cabeza con Javi Gómez Noya y Fernando Alarza, además de los más selectos triatletas de la carrera.


Los hermanos Brownlee corrían en casa, en una de las plazas que los coronó a nivel mundial, y no querían perder la oportunidad de reivindicarse. Ellos fueron dos de los animadores del sector ciclista, en el que además de los britáticos, su compatriota Bishop, el noruego Blummenfelt o el francés Coninx tensaron la cuerda sin que ninguna escapada fructificase. Los continuos hachazos sirvieron, eso sí, para poner al límite las fuerzas de los aspirantes cuando todavía quedaba una ardua batalla de 10 kilómetros de carrera a pie por dirimir.


Fue echar pie a tierra y comenzar las hostilidades. El alemán Jonas Schomburg fue el primero en probar al grupo de cabeza y la primera sorpresa saltó cuando Alistair Brownlee perdió fuelle. Gómez Noya se colocó los galones y tiró del pelotón hasta cazar al alemán.


Para entonces ya se había hecho un grupo selecto de cinco deportistas en el que Schoeman también lo intentó sin suerte. Fue el australiano Birtwhistle el que protagonizó el “demarraje” bueno, el que lo llevó a cruzar la meta en solitario, con siete segundos de ventaja sobre un McElroy que en el sprint le arrebató la plata a un Gómez Noya exultante con este nuevo podio.


Vicent Luis, que fue sexto, encabeza la general, seguido por Shoeman, que acabó cuarto. Fernando Alarza sigue en la tercera plaza después de ser noveno en Leeds, justo por delante de Gómez Noya.

Gómez Noya, de nuevo en el podio de Leeds