El rey advierte contra las políticas “rupturistas” y pide que se vertebre más el Estado

don juan carlos y el periodista jesús hermida, en un momento de la entrevista casa del rey
|

El rey se encuentra “en buena forma, con energía” e “ilusión para seguir adelante”, preocupado por el paro y por “las intransigencias que conllevan maximalismos” y “políticas rupturistas”, y considera que “queda camino por recorrer” en la igualdad de los españoles y en “la vertebración del Estado”.

En una entrevista del veterano periodista Jesús Hermida –coetáneo del monarca– en TVE, con ocasión del 75 cumpleaños de don Juan Carlos, el jefe del Estado subraya que le “duele muchísimo” que “los jóvenes tengan que salir fuera de España a buscar trabajo” y, sobre las posibilidades del país para superar la crisis económica, afirma: “Juntos podemos”.

“Lo que hay que recuperar del todo es la esperanza y la confianza en nosotros mismos y, sobre todo, la confianza en España”, señaló, tras reflexionar: “Me siento afortunado, porque los esfuerzos que hemos hecho han dado sus frutos y yo creo que los españoles están, en general, satisfechos de lo que hemos conseguido”, pero “hay un punto de insatisfacción, que son los problemas que tenemos hoy en día, que me preocupan y, sobre todo, me ocupan”.

 

papel histórico

Sobre su papel en la Historia, don Juan Carlos indicó: “A mí no me gusta hablar de mí mismo; pero, siendo sincero, a mí me gustaría que me recordaran como el rey que ha unido a todos los españoles y que con ellos ha conseguido recuperar la democracia y la monarquía”.

“Agradezco sobre todo el apoyo que he tenido durante tantos años de los españoles, que me han seguido para hacer lo que hemos hecho y adonde hemos llegado –recalcó–, pero sobre todo me encuentro en buena forma, con energía y, sobre todo, con ilusión para seguir adelante y afrontar los retos que tenemos por delante, buscando el mayor consenso entre los españoles para poder afrontarlos”.

Durante esta entrevista, grabada en el despacho del Monarca en el palacio de La Zarzuela, se definió como integrante de “la generación de la libertad”, que “ha sufrido mucho”, ha tenido que hacer “muchos sacrificios”, ha “trabajado mucho” para conseguir lo que ha logrado “y, sobre todo, está preocupada, interesada, en dejar una herencia a los que vengan” y “ha aprendido de los errores de otros”.

Para don Juan Carlos, el ayer supuso un compromiso, el hoy representa un esfuerzo y el mañana una esperanza, mientras que, preguntado por las insatisfacciones que ha sentido durante su reinado, destacó como una de las mayores la de “aguantar tantos años la violencia terrorista”, así como el hecho de que todavía falta por conseguir “una España más igualitaria y más justa”.

Después de resaltar que los jóvenes actuales pertenecen a “una generación muy preparada”, explicó que le preocupa especialmente “la falta de trabajo, que lleva a que millones de familias no puedan vivir con dignidad” y a que “los jóvenes tengan que salir fuera de España a buscar trabajo, a buscar lo que puedan”, algo que le duele “muchísimo”.

“También, aparte del trabajo, veo las intransigencias que conllevan maximalismos y a lo mejor políticas que no nos convienen mucho, que son políticas rupturistas”, advirtió el jefe del Estado, antes de añadir: “Creo que en estos momentos a España no le conviene nada; conviene unidad y que estemos todos unidos a un futuro y a una idea”.

Don Juan Carlos, que elige como mayor virtud de los españoles “la pasión”, y también considera que es su principal defecto, precisó que, de sus 37 años de reinado, le ha dejado huella ver crecer a los hijos y le ha dejado una permanente insatisfacción los efectos de la violencia terrorista.

Sobre Don Felipe, subrayó que los españoles pueden tener “confianza” y “seguridad”, porque es el príncipe de Asturias “mejor preparado” de la historia de España y, además de ser, como hijo, “una bendición del cielo y una persona encantadora”, es alguien “de una gran honestidad intelectual, muy preparado, muy trabajador”, así como “muy leal”, sobre todo al propio rey.

 

El rey advierte contra las políticas “rupturistas” y pide que se vertebre más el Estado