El alcalde díscolo de Becerreá regresa al PSOE y ocupará la vicepresidencia de la Diputación

El Ideal Gallego-2017-02-24-019-6c3282f5
|

El alcalde de Becerreá, Manuel Martínez, que en su día propició que el PP se hiciese con las riendas de la Diputación de Lugo, llegó a un acuerdo para su reingreso en el Grupo Socialista. El acercamiento de posturas lleva aparejado que se le entregue la vicepresidencia de la institución provincial.

“A partir de ahora ponemos el cuentakilómetros a cero y empieza una nueva época”, declaró ayer el presidente de la Diputación de Lugo, Darío Campos, dando por saldadas las diferencias con el alcalde de Becerreá y diputado no adscrito al grupo hasta ahora.

El gobierno socialista en minoría, con diez diputados, aceptó las condiciones para la vuelta de Martínez, que pasaban por ser vicepresidente de la Diputación y responsable de la ahora bautizada como Área de gestión territorial, es decir, la delegación de Vías y Obras y el Parque Móvil al que supeditaba su regreso.

El acuerdo se sustenta sobre las mismas condiciones que impuso en su día, en octubre de 2015, para suscribir la moción de censura que logró desalojar del gobierno a la popular Elena Candia, pero que entonces no se llegaron a cumplir.

PARA EL PP

El 24 de junio de 2015, Manuel Martínez propició el efímero gobierno de Candia, de tres meses y hasta octubre de ese año, al votarse a sí mismo en la investidura del ente provincial y luego en blanco. Esto provocó que los 12 diputados del PP permitiesen a la candidata popular alzarse con el bastón de mando, mientras que el PSOE se quedó con diez asientos sumados a los dos del BNG.

En una comparecencia conjunta ayer, en la misma sala de comisiones en la que Manuel Martínez compartió numerosas ruedas de prensa en la anterior legislatura cuando era portavoz del gobierno presidido por José Ramón Gómez Besteiro, se escenificó este acuerdo, 14 meses después de que se iniciasen los desencuentros.

El regreso de Martínez provocó una reestructuración en el ejecutivo presidido por Campos, de forma que Álvaro Santos deja la vicepresidencia y se ocupará ahora de Relaciones Institucionales. El alcalde de A Fonsagrada, Argelio Fernández, cede Vías y Obras y ahora se ocupará de Cooperación con los Ayuntamientos. Sobre esta reordenación, el presidente provincial aseguró que “no” suponía más gasto.

“Acabamos de hacer oficial una reestructuración consensuada del ejecutivo provincial. Manolo es miembro del grupo provincial socialista, un compañero más, una persona que tiene toda la confianza y lealtad de todos sus compañeros”, aseguró. n

El alcalde díscolo de Becerreá regresa al PSOE y ocupará la vicepresidencia de la Diputación