La segunda vuelta, una liga distinta

estadio de A Malata, fútbol entre el Racing y el Ribadumia
|

Completada de forma brillante –o sea, accediendo al liderato– la primera parte del campeonato liguero del grupo 1, el Racing se prepara para hacer frente desde este fin de semana a otra competición. “¿Si empieza otra liga? Sin lugar a dudas”, razona el preparador del equipo ferrolano, Emilio Larraz, que cree que “las segundas vueltas tienen poco que ver con las primeras. Después del parón navideño, los equipos tratan de pelear ciegamente por sus objetivos. Por eso las segunda partes de la liga siempre suelen ser más duras”, expone.

Como explica el exterior Marcos Álvarez, “en la segunda vuelta es cuando se juegan las cosas”. Así, los equipos de la parte baja de la tabla clasificatoria por intentar eludir las plazas de descenso y los que están en las posiciones de cabeza por mejorar su lugar, todos buscan ganar su partidos. “Y eso hace que ganar sea complicado”, explica el jugador ortegano. Álvarez, de todas maneras, recuerda que “queda muchísimo y vamos a tener que seguir sumando de tres en tres y mantener la dinámica”.

Al menos, el Racing empezará la segunda vuelta con la ventaja de tener a todos sus rivales por debajo en la tabla clasificatoria de la categoría. Y, como explica Emilio Larraz, “Eso es lo mejor”, apunta antes de hablar de que “la identidad de equipo que tenemos y la sensación de rendimiento estable y de solidez como grupo es lo que más seguridad nos tiene que dar para todo lo que nos queda por delante”.

El partido ante el Somozas servirá para comprobarlo.

La segunda vuelta, una liga distinta