El Somozas se ahoga en sus problemas

Diario de Ferrol-2018-11-12-034-0452ea29
|

No fue solo la derrota, porque lo peor que extrae el Somozas del encuentro que ayer lo enfrentó al Ourense CF es la imagen ofrecida. Mal desde el principio hasta el final, el cuadro verdiblanco encajó una derrota que evidencia que Manolo García tiene mucho que trabajar para que la escuadra que dirige empiece a mirar más hacia arriba que para abajo.

Entró mejor al encuentro el Ourense CF, que en los primeros minutos se presentó varias veces con peligro ante la portería defendida esta vez por Manu Cedrón debido a los problemas físicos de Marcos Souto. Un disparo de Iago Beceiro desde dentro del área que se estrelló en el poste y un par de coladas por ambas bandas reflejaron el mejor arranque del cuadro visitante ante un rival al que le costaba hilvanar jugadas y solo creaba peligro con lanzamientos lejanos, como el de Quique Cubas que se marchó demasiado elevado.

El ritmo del juego fue bajando con el paso de los minutos pero, cuando parecía que el encuentro estaba más controlado –el cuadro local continuaba sin fluidez y el visitante parecía haber bajado su nivel–, llegó el gol del cuadro ourensano. Fue tras un saque de esquina que Pedro García, ex del Somozas cabeceó al fondo de las mallas para mandar el partido al descanso con la mínima ventaja de la escuadra visitante.

De entrada, la segunda parte no cambió el guion por el que estaba discurriendo el encuentro. Si acaso, el Somozas intentaba empujar más, pero le seguía faltando claridad en los últimos metros, en tanto que el Ourense CF parecía conformarse con lo que tenía. Entonces llegó la entrada al partido de Gerardo y Luis Nuño. Pero la revolución que pretendían protagonizar se topó con la falta de continuidad que hubo por los percances físicos.

Con la lluvia como incesante compañera durante la última media hora, el Somozas no cejó en su empeño por buscar la igualada. Pero, para colmo de desgracias, a poco menos de diez minutos para el final del tiempo reglamentario se quedó en inferioridad numérica por la expulsión de Ernesto tras una dura entrada a un rival. Fue el fin de las aspiraciones del cuadro local, que acabó con la derrota, aumentada con el postrero tanto de Raly a tres minutos para el final.

El Somozas se ahoga en sus problemas