Encontrado sin vida el vecino de San Sadurniño desaparecido el domingo

El helicóptero de la Guardia Civil, dotado con cámara térmica, sobrevuela la casa de Ramiro Vega | San Sadurniño
|

La búsqueda de Ramiro Vega Díaz, el vecino de Igrexafeita desaparecido desde el pasado domingo, ha concluido con una nota triste al hallarse ayer a media tarde su cuerpo sin vida en el área de O Cando, muy cercana a su casa.
La Guardia Civil había ampliado previamentre el radio de búsqueda hasta el propio lago de As Pontes, siguiendo una pista que situaba a Ramiro en las inmediaciones de Toca. Al no encontrarlo, las fuerzas del orden dictaminaron que las posibles rutas a seguir lo habrían acercado a dichos núcleos poblacionales, por lo que continuaron el rastreo por la zona. Durante el día de ayer casi un centenar de vecinos se unieron a las labores de búsqueda, estableciendo un retén en las inmediaciones del domicilio e incluso realizando batidas particulares por áreas que ya habían sido revisadas con anterioridad, pero que la dificultad de las mismas las hacía especialmente difíciles de peinar.
Fue uno de estos grupos de vecinos el que encontró el cuerpo de Ramiro. De acuerdo a las primeras informaciones, en un principio se pensó que solo se trataba de su bastón sombrero, hasta confirmar minutos después que se trataba de su cadáver.

Intenso rastreo
Ramiro Vega fue visto por última vez el domingo yendo a cuidar el ganado. Su familia descubrió su ausencia al no volver este a la hora del almuerzo. Tras comprobar que no se encontraba con algún conocido o en alguno de los lugares que solía frecuentar, se dio la alarma a la Guardia Civil, que inició el operativo de búsqueda.
Durante los cuatro días de batida colaboraron unidades terrestres y aéreas de los cuerpos de seguridad del Estado, así como un perro del servicio cinológico y varias motos del Seprona. También participaron los cuerpos de voluntarios de Protección Civil de municipios como Ferrol, As Pontes o San Sadurniño, además de dos guías y tres cánidos de Cans de Salvamento de Galicia (Casaga), así como casi un centenar de vecinos, tanto de la propia localidad, Igrexafeita, como de otras limítrofes, como As Somozas.
Tras la clausura del dispositivo el pasado domingo, se unió a la búsqueda un helicóptero de la Guardia Civil equipado con una cámara térmica y varios drones con capacidad de vuelo a ras de suelo de la Axencia Galega de Emerxencias (Axega). Sin embargo ambos equipos no pudieron ser utilizados hasta la tarde del lunes a causa del mal tiempo.
La búsqueda se reanudó el martes apoyada por el retorno del buen tiempo, que permitió acceder a muchas zonas cercanas a la vivienda de Ramiro inaccesibles hasta entonces. Un grupo de cazadores colocó un rastreador por GPS a la perra del fallecido con la esperanza de que esta captase su rastro, pero no fue posible.
La Guardia Civil decidió entonces ampliar el radio de búsqueda a varios municipios siguiendo pistas y testimonios que aseguraban haber visto al anciano.. Así, se rastrearon las zonas de O Tembrás, O Castro y A Pena da Meda, además de mantener un retén en Casatellada –donde habitaba el hombre–, A Riveira y A Fervenza.
El radio de búsqueda se extendió entonces hasta As Pontes, llegando a rastrear las orillas del lago. Durante las jornadas del martes y el miércoles sí fue posible el uso del helicóptero con cámara térmica y los drones de Axega, pero todavía sin resultado.
Desafortunadamente, poco tiempo antes de que se fuese a levantar el dispositivo hasta la mañana siguiente, el cuerpo apareció en una zona cercana a la casa de Ramiro, poniendo punto y final a la búsqueda. l

Encontrado sin vida el vecino de San Sadurniño desaparecido el domingo