Feijóo admite una situación compleja por la actividad incendiaria y la sequía

Alberto Núñez Feijóo informa sobre la situación de los incendios en Galicia | efe
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, explicó ayer que Galicia se encontraba en una “situación compleja” porque coincidía una “actividad incendiaria homicida”, una “sequía persistente” y un descontrol en los incendios en el norte de Portugal que, por primera vez, “saltan el Miño”.

El titular de la Xunta compareció ante los medios de comunicación en el Centro de Coordinación de Santiago, donde seguía la actualidad de los incendios junto al delegado del Gobierno, Santiago Villanueva, y el responsable de la Unidad Militar de Emergencias (UME). En su intervención, Feijóo detalló que las condiciones climatológicas eran las “más adversas posibles” con una “sequía continuada, persistente e insistente” que se unía a vientos que ese momento aumentaban hasta cerca de los cuarenta kilómetros por hora por los restos del huracán “Ophelia”, lo que facilitaba que se propagasen los incendios y dificultaba su extinción.

300 en Portugal

El último riesgo está relacionado con “los fuegos que saltaron de Portugal”. El país ha registrado desde la noche del sábado hasta la tarde de ayer más de trescientos fuegos de diferente consideración. “Por primera vez vimos cómo los fuegos saltaban el río Miño y prendían en As Neves, Salvaterra (do Miño), O Porriño y en otros lugares limítrofes”, declaró Feijóo. Por todo esto, y después de transmitir a la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, su malestar con que Portugal no apague sus fuegos y entren en Galicia, tildó de “compleja” la situación actual, que trabaja para revertir. El presidente de la Xunta valoró el hecho de poder contar con más medios para la extinción con los que se priorizaría el trabajo en las zonas en las que los incendios podían suponer un riesgo para la población.

En cuanto a las previsiones meteorológicas, señaló que se trabajaba con las hipótesis de que comenzase a llover o bien esta madrugada, o mañana, pero insistió en que se debía estar pendiente, sobre todo, del viento.

Núñez Feijóo explicó que siguen las investigaciones, ya que no hay ninguna duda de la intencionalidad de los fuegos, después de una madrugada en la que aparecieron más de veinte focos.

El presidente de la Xunta atribuyó este delito a personas que conocen el medio, puesto que han optado por quemar parques naturales y zonas cerca de entornos urbanos. “Es gente que sabe lo que tiene que quemar, cómo lo tiene que quemar y en qué lugares”, lamentó.

Por otro lado, Feijóo pidió a los grupos de la oposición que muestren “respeto” por los trabajadores contra incendios a los que ofenden si critican la gestión de la extinción de los fuegos.

Para el jefe del Ejecutivo gallego “está acreditado que las brigadas y el servicio de extinción, junto con la UME, son los mejores servicios de extinción de Europa”, pero incidió en que “no se puede luchar contra todo y contra todos”. Subrayó que decir que las brigadas y el servicio no es eficiente, cuando este verano, marcado por una “sequía continuada”, las labores de extinción fueron un “éxito”, es un error.

Feijóo admite una situación compleja por la actividad incendiaria y la sequía