El hombre que se quemó en Caranza está estable dentro de la gravedad

El edificio afectado por la explosión continúa vallado y su interior está lleno de escombros luis polo
|

El vecino de Caranza que el pasado domingo resultó con quemaduras de segundo grado cuando,  supuestamente, trataba de poner fuego a su vivienda continúa ingresado en el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac) y su estado es estable, dentro de la gravedad, según se informó desde el centro. Las investigaciones policiales, que todavía no se han cerrado, permiten concluir que se trató de un intento de suicidio, cuyas consecuencias afectaron a otras viviendas del mismo inmueble, que tuvieron que ser desalojadas. De ahí que, según fuentes consultadas por este periódico, el juzgado podría abrir diligencias penales contra esta persona, por un presunto delito.
Como se informó ayer, el suceso ocurrió en torno a las 15.30 horas del pasado domingo, cuando, supuestamente, J.J.M.M., de 44 años, roció con gasolina su habitación en el segundo piso del número 29 de la calle G, en las conocidas como viviendas de Bazán de Caranza, y le puso fuego. Entonces se produjo una deflagración y la onda expansiva provocó daños de consideración en el piso de al lado y en los dos bajos, en los que, por suerte, no había nadie.
El hombre resultó con quemaduras en la cara y el torso y fue trasladado en una ambulancia medicalizada a la Unidad de Quemados del Chuac.
En el momento del suceso el hombre, que vive con un familiar, se encontraba solo en casa. Al parecer, el lesionado, que carece de antecedentes penales y policiales, tiene problemas psiquiátricos.

Escombros
Los vecinos del piso contiguo, el más afectado por la explosión,  no podrán regresar a su domicilio hasta que se proceda a la retirada de los escombros y se reparen los desperfectos ocasionados, cuestión que, según informó ayer el concejal de Seguridade, Pablo Cal, tendrá que correr por cuenta de los seguros de las viviendas.
Ayer por la tarde el inmueble permanecía vallado y los escombros seguían acumulados en las escaleras y el portal.

El hombre que se quemó en Caranza está estable dentro de la gravedad