Las ayudas de la Xunta a través del Plan Ferrol cayeron de 83 a 48 millones

curso del igape en la xunta
|

La memoria del Igape correspondiente al pasado año 2012 refleja un importante descenso en el número de iniciativas, en el gasto y en las ayudas canalizadas por la Xunta de Galicia a través del Plan Ferrol. Mientras que la tasa de paro continúa su escalada en la zona, el programa diseñado para reequilibrar la situación económica no hizo más que   desinflarse: de 356 proyectos en 2011 a solo 75, de 160 millones de inversión a 80 y de 83 millones en ayudas a solo 48.
El Instituto Galego de Promoción Económica incluye estos datos en el capítulo que su memoria dedica a los programas de reequilibrio territorial, entre los que el Plan Ferrol es el más veterano. Además, desde 2011 funciona el Impulsa para las provincias de Ourense y Lugo, que en sus dos primeros ejercicios ha canalizado 24 millones de euros en ayudas para 930 proyectos que conllevaron más de 172 millones de inversión. Junto a estos, la Xunta tiene en marcha el Revive en la Costa da Morte, para el que en el informe de 2012 únicamente se señala el número de proyectos apoyados, 174.
La pérdida de vitalidad del Plan Ferrol encaja en un contexto de caída general de la actividad económica y, como consecuencia de ello, del ámbito de influencia del Igape. Así, en 2011 el instituto apoyó la puesta en marcha de más de 5.100 proyectos que supusieron un gasto de 420 millones de euros, mientras que en el pasado 2012 el número de iniciativas cayó a 1.400 y no se facilita, en la memoria de dicho ejercicio, el volumen global de inversión.

actividad
El Plan Ferrol arrancó en el año 2007 como un esfuerzo coordinado entre la Xunta de Galicia y el Gobierno central para impulsar el desarrollo de una zona especialmente deprimida. Se diseñó un programa orientado a atraer inversiones y crear empleo diversificando el tejido industrial, excesivamente centrado en la construcción naval, en el que y se planteó como esencial la participación directa de los agentes sociales y económicos de Ferrolterra.
Así, se creó la Asociación Impulsora del Plan Ferrol, que agrupaba a los sindicatos y las organizaciones empresariales y que mantuvo, en los primeros años de funcionamiento del programa, reuniones periódicas de seguimiento con conselleiros y otros responsables directos del desarrollo del mismo. La frecuencia de dichos encuentros fue decayendo, hasta el punto de que hace más de dos años que no se celebra ninguna y la AIPF declaró ya en el verano pasado que el Plan Ferrol está “muerto”.
Tampoco se terminaron nunca de definir los objetivos del programa para el bienio 2012-2013, como solía hacerse antes, y durante el primer semestre del actual ejercicio la oficina del programa estuvo sin director. No obstante, acaba de incorporarse a dicho puesto la ex parlamentaria Natalia Barros y, en su presentación, el responsable del Igape, Javier Aguilera, aseguró que la Xunta de Galicia mantiene su apuesta por el desarrollo del tejido productivo de Ferrol, Eume y Ortegal. n

Las ayudas de la Xunta a través del Plan Ferrol cayeron de 83 a 48 millones