La propaganda electoral continúa en paredes y farolas casi dos meses después de las elecciones

carteles electorales
|

La cartelería electoral con las imágenes de los candidatos de los pasados comicios del mes de julio siguen en las calles de la ciudad naval, pese a haber pasado casi dos meses desde la cita electoral.

Estos retrasos no son nada nuevo ni poco habitual, ya que más allá de los anuncios en las farolas, los carteles pegados en muros o paredes pueden acumularse incluso varias campañas seguidas y mezclarse con todo tipo de publicidades de festivales o eventos.

En una campaña electoral marcada por la pandemia en la que se ha reducido la propaganda, del mismo modo que los actos, las asociaciones ecologistas hicieron un llamamiento al ahorro, de modo que se evitasen los envíos masivos de papeletas y publicidad electoral a los hogares.

Ahora, a una semana de que se cumplan dos meses de las elecciones, entidades como Verdegaia denuncian que “seguimos encontrando propaganda dos partidos nas marquesiñas e farolas. Son carteis que pouco a pouco van perdendo o pegamento que os suxeita ata que o vento os leve á pola dunha árbore ou ao leito de dun río”.

Lo que definen como “legado da campaña” se extiende además a los banderines en farolas y pancartas que, a su juicio, son una muestra de “o desleixo dos promotores das campañas dos partidos”.

Verdegaia también recuerda que los programas electorales de los partidos incluían afirmaciones que entran en contradicción con el modo en el que estos gestionan los materiales que utilizaron en la campaña.

Así, recuerdna compromisos del PP: “axudas directas ás empresas que desenvolvan iniciativas de prevención de residuos”; BNG: “defendemos unha política de residuos baseada na prevención, recuperación e reciclaxe o PSOE: “aumentar a porcentaxe de residuos reciclados”. Por eso, Verdegaia ha denunciado ante la Xunta electoral el abandono de la propaganda para que obligue a los partidos a hacerse responsables de la retirada. l

La propaganda electoral continúa en paredes y farolas casi dos meses después de las elecciones