El PP califica de “autoritarismo y soberbia” la implantación del plan de peatonalización del centro

|

La portavoz del grupo municipal popular, Martina Aneiros, criticó ayer al gobierno por la implantación de medidas de peatonalización en el centro de Ferrol sin previo consenso y sin haber elaborado antes un plan de movilidad, tal y como denunció. A su juicio se trata de una muestra más de “autoritarismo y soberbia del bipartito”.
A este respecto, quiso recordar que en el pleno del mes de mayo fueron aprobadas dos mociones, una de ellas propuesta por el Partido Popular para la no aplicación de ningún avance en materia de peatonalización hasta tener el plan de movilidad correspondiente. “Una vez más nos sorprende el bipartito con la confirmación de que la reforma de la plaza de Armas no contempla tráfico rodado en las calles Real, Tierra y Rubalcava, y que también eliminará el aparcamiento subterráneo, todo esto sin tener en cuenta lo aprobado en el pleno de mayo y la opinión de vecinos y comerciantes”, lamentó.
En este sentido, Aneiros consideró que “lo más grave es que la concejala de Urbanismo ha dicho que las mociones aprobadas en el pleno no son vinculantes”. Además, calificó la consulta ciudadana de “auténtico paripé”, ya que “la realidad es que las decisiones las toman ellos con anterioridad reunidos en sus despachos”.
Por todo ello, demandó al alcalde una rectificación para que “confirme si para él las votaciones en el pleno son un espectáculo teatral o si, por el contrario, respeta y asume el resultado de las votaciones del mayor órgano de representación democrática del Concello”.
Asimismo, desde su punto de vista todo esto demuestra la “incompetencia” del actual ejecutivo local, del que dijo que gobierna a “golpe de decretazo”. También criticó la improvisación de las medidas ya que “empiezan la casa por el tejado, primero imponen las medidas y luego pretenden aprobar un plan que no han consensuado con nadie”, dijo.
Como consecuencia instó al regidor ferrolano a que se siente con vecinos, hosteleros, comerciantes y oposición para organizar un plan de peatonalización de forma “consensuada, seria y ordenada, y no generando el caos”, concluyó.

El PP califica de “autoritarismo y soberbia” la implantación del plan de peatonalización del centro